Notas > TURISMO > TURISMO - 5 Islas
899-86-banner.jpg
PAISAJES QUE SUPERAN LA FICCIÓN. Son cinco puntos que se destacan en la inmensidad del océano, destinos únicos elegidos por sus paisajes soñados, sus playas paradisíacas y sus mágicas tradiciones. Se trata de cinco de las islas más visitadas del mundo: las maravillosas costas de Fiyi, el misterioso encanto cinematográfico de Oahu, el antiguo y siempre vigente glamour de Ibiza, los ritmos y sabores caribeños de Aruba, y el impacto visual de Bora Bora forman parte de un recorrido que atraviesa mares y montañas, culturas y ritos, para terminar en un mar turquesa y la mirada perdida en un horizonte infinito.
 
899-856-1-ibiza.jpg
899-757-2-fiji.jpg
899-950-3-oahu.jpg
899-766-4-aruba.jpg
899-485-5-borabora.jpg
Texto: José Medrano

BORA BORA
A sólo 260 kilómetros de la capital de Tahití, Bora Bora es uno de los destinos más exóticos de la Polinesia Francesa. Está formado por un volcán extinto y por una laguna separada del mar por un arrecife, llegar es, por momentos, un sueño que no parece real. Ya desde el avión se puede ver su laguna turquesa rodeada por un imponente atolón coralífero, el insultante verde de sus palmeras y su arena reluciente. Sobre el agua, los islotes (motus) son los puntos que eligieron los hoteles para instalarse y donde está el aeropuerto. Al llegar, los isleños reciben a los turistas con collares de flores. El sueño de repente se vuelve tangible. La laguna de Bora Bora ofrece diferentes posibilidades de ser explorada: se puede remar en canoa, viajar en barcos con fondos de vidrio, alimentar tiburones o nadar entre delfines.
Buceo en la laguna. Rodeada por un anillode coral y repleta de rayas, tiburones y delfines, esta laguna es la pileta natural más espectacular del mundo. Para los miles de amantes del buceo la primera opción es siempre darle de comer a los tiburones y a las rayas. Acompañados por guías, se colocan detrás de una cuerda mientras los expertossacan la comida para los animales que acuden puntualmente a la cita. El espectáculo es realmente impresionante: los tiburones, no muy grandes, tragan las piezas de un bocado y a un par de metros de distancia. Luego, en un verdadero jardín de coral, se vuelve a bucear entre un mundo de peces difíciles de imaginar: pez trompeta, mariposa, sargento mayor y ángel son algunos de los protagonistas de esta excursión. Los animales exhiben los colores más vistosos y son tan curiosos como los turistas. Finalmente, el barco vuelve a la playa en donde se puede tomar sol o volver al agua una vez más.
La isla en 4X4. Para los que prefieren actividades en tierra, los safaris en jeep invitan a un recorrido de 32 kilómetros que rodea toda la isla: visitas a templos de piedra marae, centros ceremoniales maoríes o cañones dejados tras la 2º Guerra Mundial. Los guías conocen los mejores puntos para fotografías.
Dormir y comer. Recomendados: el Pearl Beach Resort y el Sofitel Motu. Un detalle genial es encontrar una habitación sobre el agua con pisos de cristal. El plato típico es la tamaaraa, hecho con carne y pescado envueltos en hojas de plátano y cocinados sobre piedras calientes.

OAHU
Es, ni más ni menos, la célebre isla de la serie Lost. Es la isla más poblada de Hawaii, formada por dos volcanes y definida por la variedad: las comunidades rurales y urbanas coexisten y ofrecen a los más de cinco millones de turistas que reciben cada año, lo mejor de ambos mundos. Su espíritu estalla en su capital Honolulu y en sus 200 kilómetros de playas. Además, la legendaria Waikiki Beach es ideal para hacer surf; Sandy Beach es codiciada por los fans del body board y Makapu’u, es la elegida por las familias. Es en la paradisíaca Mokuleia donde se montó el set del accidente aéreo de Lost. Las escenas de selva fueron tomadas en el valle Kaawa, uno de los pocos privados en la isla.
Entre la ficción y la realidad. Alrededor de la isla existen “realmente” secretos milenarios. En el parque de Aiea, se puede visitar el templo de piedra Keaiwa, donde se cultivan plantas con propiedadescurativas y, aseguran, reina una energía especial. En la puerta del templo se dejan coloridas ofrendas de flores. Otro sitio “energético” de la isla es Diamond Head, un cráter volcánico ubicado al sudeste de 231 metros de altura, que regala una vista panorámica imperdible de la costa sur. En la base del cráter también se levantó otro templo. Al sur de la isla está también la Bahía de Pearl Harbor, base de la flota estadounidense que el 7 de diciembre de 1941 recibió el ataque de 353 aviones de la Marina japonesa, hechoque definió la entrada de los Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial.
Playas. Oahu tiene además la particularidad de albergar una casi inabordable diversidad de playas y todas son ideales para deportes acuáticos. Banzai Pipeline y Sunset Beach son destinos para practicar surf en los meses de invierno. La preciosa Waimea Bay es un ejemplo perfecto de la dualidad de Oahu: puede ser calma como una pileta en verano, pero sus olas llegan hasta los 12m en invierno. Waikiki es la playa donde nació el surf. De dos kilómetros y medio de costa es, sin dudas, el destino más famoso de todo Hawaii. En sus más que concurridas avenidas se encuentra desde sushi fresco hasta cenas cinco estrellas, clubs glamorosos y shoppings gigantes. En noviembre y diciembre se puede presenciar la Triple Crown of Surfing que se lleva a cabo en Banzai Pipeline con olas exageradamente altas.
De paseo en el paraíso. Oahu ostenta una sorprendente variedad de shoppings y restaurantes: desde la lujosa Ala Moana y los Royal Hawaiian Shopping Centers hasta el original Mercado Internacional lleno de arte y manualidades del Pacífico. Por la noche Oahu ofrece desde shows íntimos con música local hasta obras de Broadway. No importa si se encuentra visitando el Iolani Palace, el único palacio real, comiendo dim sum en el mercado chino o paseando en un catamarán disfrutando de Diamond Head, Oahu se jacta de ser la mejor opción para unas vacaciones económicas. Antes de irse debe arrojar al mar un collar de 60 orquídeas amarillas con la palabra “malaho”: volverá al paraíso.

IBIZA
Un viaje a Ibiza puede convertirse en una de las experiencias más emocionantes que puede tener una persona; sus antiguas construcciones, su costa impecable, sus platos y sus boliches hacen de esta isla uno de los destinos más buscados del mundo. Plantada sobre el Mediterráneo, Ibiza es parte de las Islas Baleares de España y buena parte de su territorio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es, además, meca de las discotecas, las playas y el mar.
Se puede comenzar el viaje con un recorrido por la parte antigua de la ciudad: “Dalt Vila”. Perderse en sus callecitas es de verdad un acontecimiento: estrechas, empinadas y cruzadas por plazoletas rodeadas de ventanas, balcones y puertas de colores. Durante el invierno la mayoría de sus tiendas están cerradas pero en temporada alta se pueden encontrar cerámicas, perfumes, música y ropa de última moda. Además, hay bares, restaurantes y discotecas a lo largo de todo el año.
Arena y sol. Ibiza cuenta con playas increíbles. Para los amantes de las costas desérticas Xarracca, Rencli de S´illot o Xuclar son extensas, con poca gente y no aptas para distraídos, es mejor no perderse en semejante inmensidad. Cala Vadella es otra playa impresionante de Ibiza, durante el verano tiene aguas cálidas y algo de viento, por lo cual es ideal para el windsurf. Allí también se encontrarán varios restaurantes con especialidades en pescados y mariscos. El mar de Ibiza es tranquilo y de aguas cristalinas por lo que son ideales para el buceo. Desde San Antonio, el mejor consejo es tomar un bote e ir a Cala Conta o a Cala Basa, dos playas maravillosas donde podrá pasar una jornada de ensueño. Son perfectas para los chicos en comparación con otros puntos de la Isla. Finalmente vale la pena destacar la playa de Cala Salada, una elección popular y muy concurrida los fines de semana.
Los boliches más famosos del mundo. Una de las características más salientes de Ibiza es su noche y sus discotecas. Se trata de una ciudad que no duerme y que llevó sus grandes marcas al resto del mundo. Nuestras tres recomendadas son Amnesia Ibiza, un verdadero espectáculo de miles de personas entre luces y ritmos; Pacha Ibiza: un clásico que mantiene su estilo único sin renunciar a nuevos caminos; y El Divino, Ibiza, que con los años evolucionó hasta ser una meca de la clientela “chic”.
Dónde dormir. La variedad de hoteles de la isla va de las cinco estrellas hasta hosterías más pequeñas. El Ibiza Gran Hotel (5 estrellas) con privilegiadas vistas a Dalt Vila y al Mediterráneo es una de las mejores opciones; el Sirenis Hotel Club Goleta Tres Carabelas (4 estrellas), está en primera línea de playa en el centro turístico de la D’en Bossa. El apart hotel Orquídea (3 Estrellas) es una opción económica, también en primera línea de playa de Santa Eulalia del Río.

FIYI
En el corazón del Pacífico existe un conjunto de 322 islas que concentran a Fiyi como país y de las cuales dos se destacan: Viti Levu y Vanua Levu. En la primera está la capital del país, Suva y en la segunda, puntos arqueológicos únicos.. Taveni, Kadavu y Rotuma son las tres islas que siguen en importancia y completan un espectro que convocan 400 mil turistas al año.
Suva, centro cosmopolita. Es la capital del país y centro de la vida social, política y también turística, ya que es una ciudad puerto y el punto elegido para hospedarse, comer y divertirse. La ciudad está atravesada por retazos de la arquitectura de la colonia donde se destaca el edificio del Gobierno construido en 1939 y el lujoso Hotel Grand Pacific de 1914. Suva tiene también edificios ultramodernos que conviven a la perfección con construcciones coloniales y casitas victorianas. Otro lugar que no se debe dejar de visitar es el Parque Albert, que en su interior conserva los Jardines Botánicos de Thurston repleto de la maravillosa flora del Pacífico Sur. En el interior está el Museo de Fiyi. Suva tiene también otros 78 parques, los más importantes son el Jardín Takashi Suzuki y el Parque Apted.
Paraíso para recorrer. Fiyi, con sus playas de arena blanca, arrecifes de coral y montes volcánicos es uno de los destinos más paradisíacos que existen: los deportes acuáticos, la facilidad para desplazarse por sus islas y su amplia oferta la convierten en un lugar perfecto. La ruta más atractiva de Viti Levu es Queens Road, que atraviesa la costa sur desde el aeropuerto de Nadi hasta Suva a través de la increíble Costa del Coral. El recorrido se completa con una visita a Taveuni, la tercera isla en extensión y la mejor preservada del Pacífico, llamada “Isla Jardín”.
Nadi aglutina la mayor parte de población hindú y templos como el Sri Siva Subramaniya Swami. Esta ciudad es la más apropiada para contratar excursiones a puntos que recrean la vida tradicional en las islas, como el Parque Kalevu y rutas senderistas por las montañas del Parque Nacional de Sigatoka. Vanua Levu, la segunda isla, es un buen lugar para entrar en contacto con las tradiciones y realizar caminatas por su costa. En Savusava, su centro turístico, se encuentra Nabouwalu, un importante sitio arqueológico que completa esta visita al paraíso.

ARUBA
La pequeña pero generosa superficie de esta isla tiene todas las opciones en placeres con una infraestructura hotelera que crece sin parar. Se trata del lugar perfecto para quienes buscan tanto disfrutar de la playa como de una movida nocturna difícil de igualar. Palmeras, casinos y shoppings conviven en una isla que no deja de proponer opciones para divertirse: rituales de bienvenida, carnavales, deportes acuáticos y bailes únicos como Salsa y Merengue. Orangestad, capital de la isla, es una de las tantas ciudades de origen holandés que hay en el Caribe y es ideal para recorrer a pie y admirar los colores de las construcciones y las particulares vidrieras de los negocios. La cita obligada es un paseo por los mercados.
¡Bonbini! Los martes se realizan fiestas de bienvenida con música y mucho baile: las famosas “Bonbini Festival”. Los puntos imperdibles son el Wilhelmia Park, la Cas di Cultura, y el museo arqueológico. Luego serán tardes de playa y noches de placer.
En medio de una arquitectura que reconoce su pasado de colonización holandesa, un cielo siempre despejado y un océano tranquilo, se juntan médanos blancos para crear playas de ensueño. El mar suele ser el protagonista y el buceo, como en todas las islas, una de las actividades favoritas. La jornada se completa con almuerzos en terrazas sobre el mar y gran variedad en frutas y mariscos.
Noche en Aruba. La noche se convierte en un lugar con opciones para todos los gustos. Es sinónimo de diversión y de bailes caribeños, aunque también los amantes de la música electrónica puedan tener su lugar. Pero para aquellos que busquen otro tipo de entretenimiento, la isla ofrece no menos de once casinos, tours a todos los bares nocturnos, cruceros con discotecas incluida en donde, además, se puede nadar en el mar  en plena noche, algo muy de moda.
Playas recomendadas. Arashi Beach: de arena blanca y suave como el polvo, tiene aguas tranquilas y una vista impactante. Malmok Beach: muy popular por sus aguas poco profundas, sus bahías pequeñitas y su abundancia de peces. Perfecta para chicos. Hadicurari: tiene arena en polvo y aguas muy poco profundas. Es excelente para hacer windsurf, de hecho es el lugar donde celebran la competición anual de Hi-Winds Pro Am Windsurfing.
Manchebo Beach: Es la playa más grande de Aruba y una de las pocas que permiten el topless sin problemas (aunque sea una práctica cada vez más usada, está en realidad prohibido en los centros turísticos). Arena blanca, océano infinito y sol.

Agradecemos las imágenes a la Oficina Española de Turismo en Bs. As. y a la Oficina de Turismo de Aruba.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg