Notas > TURISMO > TURISMO - Esteros del Iberá
847-30-banner.jpg
PASIÓN POR LA NATURALEZA. Se trata del área protegida de mayor dimensión en Argentina y una de las reservas de agua dulce más importantes del continente. Los Esteros del Iberá constituyen uno de los humedales de vida silvestre más impactantes del mundo que, con sus magníficas particularidades, invitan a los apasionados por la naturaleza y la aventura a disfrutar de lo mejor de la provincia de Corrientes.
 
847-131-extra.jpg
847-140-extra2.jpg
847-260-extra3.jpg

Texto: José Medrano
Fotografía: F.R.


En los Esteros del Iberá la naturaleza manda, es el mejor lugar para olvidarse de la vorágine de la vida diaria, desconectarse y entrar en contacto con el aire puro, una vegetación única y una fauna para el asombro. Su geografía privilegiada, con una amplia red de arroyos, lagunas y bañados que abarcan casi 25.000 km2 en la provincia de Corrientes, se convierten en el paraíso para todos aquellos amantes de las actividades al aire libre.
A esta reserva natural, que ocupa el 14 por ciento de la provincia, se puede llegar por la Colonia Carlos Pellegrini o por la ciudad de Mercedes y se trata del segundo humedal de América del Sur, sólo superado en extensión por el pantanal brasileño. En 1983 un área de 12.000 km2, entre los departamentosSan Miguel, Concepción, Santo Tomé, San Martín y Mercedes fue instituida como Reserva Natural Provincial por el Gobierno de Corrientes y hoy es el área protegida más extensa de la Argentina.
Colonia Carlos Pellegrini. Es la verdadera puerta de entrada a los Esteros. Hasta hace pocos años atrás era un típico pueblito correntino con la particularidad de estar bastante aislado.Actualmente, el lugar depende del turismo y aloja a la gran mayoría de las personas que trabajan en la Reserva Natural. La Colonia da la bienvenida a los turistas que buscan descanso y tranquilidad enmarcados en lo mejor de la naturaleza litoraleña. Una de las cualidades de este pequeño pueblo es la calidez de su gente, siempre estarán dispuestos a escuchar preguntas y consultas. Antes de comenzar es bueno que los turistas sepan que los mejoreshorarios para recorrer los Esteros son durante el amanecer y el atardecer, es entonces cuando los animales despliegan su mayor actividad.
Dentro de Pellegrini es también muy interesante realizar caminatas y detenerse en las típicas casas de adobe de la zona, testigos de la historia e identidad de la arquitectura correntina. Otro punto obligado es el cementerio, ya que ahí se pueden ver algunos aspectos culturales, valga como ejemplo la fuerte noción político partidaria de su gente: las distintas tumbas están pintadas o vestidas con diferentes colores según la afiliación: celeste para los liberales, rojo para los autonomistas, verde para radicales y blanco para los que siguieron a Perón. Un paseo que vale la pena realizar.
Reserva Natural del Iberá. Nació con el objetivo de cuidar y preservar la naturaleza, en especial de la depredación humana. Al borde de la Laguna Iberá y a pasos de la Colonia Carlos Pellegrini se encuentra la casa del Guardafauna, donde baqueanos de gran experiencia trabajan como custodios y hacen de guías para conocer a fondo uno de los rincones más increíbles del país. En la reserva también hay salones de exposición y proyección, en los que hay material gráfico, maquetas, paneles fotográficos y otros elementos que informan sobre la geografía, clima, flora y fauna del lugar. Además, alrededor de la construcción hay senderos de interpretación abiertos a través de los montes que permiten observar interesantes especies de flora y fauna. En estos senderos se realizan paseos guiados con los guías especializados.
Las lagunas más importantes dentro de la reserva son: Luna, Iberá, Fernández, Trim, Disparo, Medina y Galarza. En los últimos diez años los Esteros como destino turístico crecieron gracias a la demanda internacional de personas interesadas en las manifestaciones culturales y la conservación de los espacios naturales. El avistaje de fauna es la identificación turística por excelencia: los visitantes reconocen que llegan atraídos por la posibilidadde acercarse a una fauna y flora únicas en el país. A pesar de que la Reserva está cuidada y el lugar mantiene la magia del contacto con lo más puro de la naturaleza, en la Colonia Carlos Pellegrini un nuevo peligro acecha: la ruta 40. El proyecto de asfaltado atravesaría al pueblo por la mitad y su intenso tráfico de camiones mataría para siempre el encanto del lugar.
Laguna Iberá. Es la más importante dentro del llamado “Sistema Iberá”, que cruza en diagonal la provincia de Corrientes desde el noreste y que está rodeada por esteros. Por el sur, éstos la separan del río Miriñay (afluente del río Uruguay) y dada su posición más elevada dentro del sistema no se comunica superficialmente con el río Uruguay. En la laguna Iberá los avistajes se realizan en lancha, canoas o botes a través de circuitos con alta concentración de especies: aves acuáticas, yacarés, ciervos y carpinchos que pueden verse a corta distancia. La mansedumbre de esta fauna es producto del respeto por la naturaleza que se da en estos rincones, y que redondeará en una experiencia única enmarcada dentro de un escenario totalmente salvaje. Los itinerarios para este paseo duran alrededor de dos horas, siempre en condiciones climáticas normales. Los circuitos en otras lagunas, como Galarza y Luna, son semejantes aunque la principal diferencia está en que hay menos carga turística que en la Laguna Iberá y el avistaje de ciervos no se da a corta distancia. De todas maneras el sitio por excelencia para la observación de animales y pájaros es el Arroyo Corrientes, en la sección noroeste de la Laguna. Este lugar es único por la facilidad con que las embarcaciones pueden acercarse a los distintos animales, ya acostumbrados a la presencia de personas, fotos y flashes.
Actividades. Además de desconectarse por completo y conocer la maravillosa naturaleza correntina, en los Esteros del Iberá serán muchas y variadas las opciones para disfrutar, aunque siempre se debe tener presente que se trata de un viaje para relajarse y estar en contacto con el mundo salvaje: no se van a encontrar grandes restaurantes, ni bares (aunque Corrientes tenga una más que interesante gastronomía), ni multitudinarias salidas nocturnas; si sale de noche será para conocer a sus misteriosos animales o charlar y tomar algo con amigos bajo un cielo estrellado y solo acompañados por los cantos de grillos y sapos cururú. También se realizan excursiones en 4X4 por la noche, para descubrir toda la magia de Corrientes luego de una las más increíbles puestas de sol. Los atardeceres son también el horario ideal para compartir unos mates en familia o entre amigos.
Las caminatas son parte del disfrute de este paraíso de agua dulce. Hay distintos rincones para recorrer y poder observar tanto la vegetación terrestre como de la fauna que vive en ella. Los safaris fotográficos son una de las actividades con mayor crecimiento en los últimos años: cada paso es una postal y todos sus paseos invitan a registrar imágenes. La selva en galería que rodea al Centro de Interpretación es ideal para un primer encuentro con la naturaleza. Un poco mas alejada espera la zona de Cambá Trapo que, con sus palmeras enclavadas en bañados, vive una gran variedad de aves que encuentran lugar para ubicar sus nidos. En este rincón -de una belleza incomparable- se mezclan tres paisajes diferentes: la influencia de la selva misionera, el espinal entrerriano y el monte chaqueño con sus hermosos palmares inundados. Los paseos a caballo en Cambá Trapo son otra opción para sumergirse en la belleza y majestuosidad de los montes naturales. El avistaje de aves, ya llamado “birdwatching” en la propia tierra guaraní, es otro de los atractivos que, con más de 300 especies, convierten a los Esteros en un paraíso para los amantes de los pájaros.
Pesca deportiva. Esta actividad viene desarrollándose hace más de una década en Corrientes y ha ido creciendo con los años. La modalidad más habitual es la de pesca y devolución, y el estilo más practicado es el de pesca con mosca, que ha ganado terreno con los pescadores extranjeros que llegan para la pesca de salmónidos en la Patagonia. La estrella de la zona es El Dorado, muy valorado por el pescador por su combatividad, así como por su belleza y los portes que se logran en sus capturas. Los Lodges turísticos presentan en general una muy buena infraestructura de servicios y excelente calidad de atención y han desarrollado una estrategia comercial muy profesional, que les ha permitido crecer en cantidad y calidad de visitantes.
Los clásicos animales del Iberá. Sin dudas el principal atractivo. Las especies que habitan los Esteros del Iberá no tienen problemas de conservación dentro del sistema de aguas y se convierten en los anfitriones para los cientos de turistas que llegan a conocerlos.
El emblemático carpincho de los Esteros es el mayor roedor que existe, tiene patas cortas y fuertes con las que se desplaza en el agua, generalmente viven en grandes comunidades en donde suelen trabajar en conjunto. Lamentablemente es una de las especies más perseguidas por el hombre, lo que provoca grandes disminuciones por temporadas. En el Iberá abundan y se mantienen conservados. Nota: son encantadores aunque no conviene molestarlos.
El Yacaré negro es sin dudas uno de los grandes protagonistas en las aguas correntinas. Este pariente más pequeño de los cocodrilos llega a medir hasta dos metros y medio de largo y suele asomar sólo su hocico y sus ojos desde el agua, lugar en donde se mueve con gran facilidad. Es muy común verlo estático al sol de donde toma calor y energía. A diferencia del Yacaré overo, otra especie del Iberá, el negro ocupa con frecuencia cursos de agua amplios y abiertos.
El mono carayá o aullador es otro de los personajes que se pueden encontrar, su nombre significa “señor de la naturaleza” y es el único mono que habita la provincia de Corrientes. Su barba le da un aspecto gracioso e inconfundible. A pesar de no tener problemas de conservación es el animal más comercializado como mascota, aunque lamentablemente muchas veces de forma ilegal. El Carayá es sin dudas una especie emblemática para el turismo, aunque suelen esconderse.
El zorro de monte es otro de los atractivos de la fauna correntina, su manto gris y castaño lo distinguen de otras especies. Está activo a cualquier hora del día y es una de las imágenes favoritas para los fotógrafos que visitan el lugar, junto con los ciervos, que son uno de los más bellos de todo Corrientes.
También se puede encontrar a la boa del agua o curiyú, el lobito de río, el osito lavador o aguará popé, el lobo de crin o aguará guazú, el gato de los pajonales y monteses, además de hurones, comadrejas, liebres, vizcachas, mulitas, cuises y víboras de varias especies. A la noche resaltan los sapos, como el sapo buey o cururú, que vale la pena conocer.

DÓNDE DORMIR
Posada Aguapé. A orillas de la Laguna Iberá, cuenta con habitacionesdobles en suite con vistas únicas, living con TV, video, mesa de juegos y chimenea. Pileta, muelle con embarcaciones y guías locales. Restaurant, bar y asador. aguape@fibertel.com.ar
Posada de la Laguna. En la Colonia Carlos Pellegrini cuenta con restaurant, room service, piscina, biblioteca, bicicletas y canoas, Internet WiFi y guías bilingües. Tienen salidas programadas por días y cantidad de gente. info@posadadelalaguna.com
Estancia Rincón del Socorro. A 30 kilómetros de la Colonia Carlos Pellegrini incluye actividades por tierra y por agua con embarcadero propio. 12.000 hectáreas dedicadas de manera exclusiva al ecoturismo. info@delsocorro.com

CÓMO LLEGAR
Los Esteros del Iberá quedan en la provincia de Corrientes. La ciudad de Mercedes es la puerta de ingreso a este lugar y la Colonia Carlos Pellegrini es el pueblo en el que viven quienes habitan los alrededores del lugar. Desde Buenos Aires se puede llegar en auto por la ruta nacional 9 hasta Zárate, luego se puede tomar la ruta 12 que atraviesa los dos puentes del complejo Zárate Brazo Largo y seguir hasta Ceibas donde se empalma la ruta 14. Por acá atravesar Gualeguaychú, tomar el desvío al puente General San Martín y seguir hasta el acceso a Concordia. Siempre por la ruta 14, llegar hasta el cruce de la ruta provincial 129 y luego ruta nacional 127 hasta llegar a Curuzú Cuatiá en la ruta nacional 119. Entonces tomar la Ruta Provincial 40, hacer un tramo de 118 kilómetros de ripio y llegar hasta la Colonia Carlos Pellegrini: después encontrará los Esteros del Iberá. Atención: no hay nafta súper en Pellegrini así que es conveniente llenar el tanque en Mercedes.
Avión o colectivo. El pasaje (ida y vuelta) a Posadas por Aerolíneas Argentinas (1 h 30’), $ 516. De ahí hasta Colonia Carlos Pellegrini son 210 km, en 4x4 para 4 personas, $ 400. Desde Retiro, el servicio semicama de Flechabus a Mercedes (12 hs), $ 64; cama, $ 80. Hasta llegar a los Esteros son 115 km más en camioneta.



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg