Notas > VINOS & GOURMET > Sauvignon Blanc: distinción, frescura y caracter.
727-309-banner.jpg
Una alternativa que se está multiplicando en el mundo. La cantidad de consumidores crece sustancialmente al redescubrir este fino cepaje, dueño de una intensidad que no es sencillo encontrar en otros vinos blancos.
 
727-857-extra1.jpg
727-841-extra2.jpg
727-101-extra3.jpg
Texo: Diego Eidelman
diego@clubsycountries.com

Las referencias concretas más tempranas sobre esta variedad se remontan casi tres siglos atrás en Graves, Francia, allá por el año 1736. Para tener una idea precisa acerca de su papel en la vitivinicultura mundial, una investigación de la Universidad de California, Davis, en el año 1997, utilizó técnicas de rastreo de huellas de ADN para determinar el estrecho parentesco entre el Sauvignon Blanc y la cepa tinta Cabernet Franc. Ante la sorpresa de profesionales y consumidores se trataba de la feliz pareja que había dado a luz al mismísimo Cabernet Sauvignon. Más allá de la evidente similitud de los nombres Sauvignon Blanc y Cabernet Sauvignon, que alude directamente al término francés “sauvage” (salvaje), hasta ese momento no se tenía noción sobre el parentesco genético entre estos dos cepajes. El Sauvignon Blanc es un cultivo presente tanto en Europa, como en el viejo mundo. Su expresión varietal más pura está, por supuesto, en Francia, en el Valle de Loire (Sancerre, Pouilly-Fumé) y en Bordeaux. También se lo puede encontrar en zonas del noreste de Italia. Otro productor relevante es Nueva Zelanda, en donde se introdujo cerca de 1830, aunque fue recién un siglo y medio más adelante cuando se comenzaron a elaborar vinos de calidad. La zona más destacada es Marlborough al norte de South Island. En Estados Unidos la región de California es la que agrupa los principales viñedos, sobre todo en Sonoma y Napa Valley. Otra nueva estrella del nuevo mundo del vino que está sorprendiendo a los expertos es Sudáfrica. Los Sauvignon Blanc de América del Sud también se están viendo mucho, principalmente los de Argentina y Chile. En cuanto a nuestro país, se lo cultiva en casi todas las regiones, desde Salta hasta la Patagonia. Las uvas Sauvignon Blanc producen vinos secos y con alto nivel de acidez. A la vista presentan una gran transparencia, con un color amarillo pálido y tonalidades que se acercan a los verdes, ocasionalmente tienen reflejos plateados. Tal vez lo más distintivo y sobresaliente de este cepaje son sus penetrantes y directos aromas, que permiten recordar a frutos cítricos como el pomelo y el limón, también a pasto recién cortado y maracuyá. Los expertos pueden detectar descriptores como las hojas de tomate, espárragos y Las referencias concretas más tempranas sobre esta variedad se remontan casi tres siglos atrás en Graves, Francia, allá por el año 1736. Para tener una idea precisa acerca de su papel en la vitivinicultura mundial, una investigación de la Universidad de California, Davis, en el año 1997, utilizó técnicas de rastreo de huellas de ADN para determinar el estrecho parentesco entre el Sauvignon Blanc y la cepa tinta Cabernet Franc. Ante la sorpresa de profesionales y consumidores se trataba de la feliz pareja que había dado a luz al mismísimo Cabernet Sauvignon. Más allá de la evidente similitud de los nombres Sauvignon Blanc y Cabernet Sauvignon, que alude directamente al término francés “sauvage” (salvaje), hasta ese momento no se tenía noción sobre el parentesco genético entre estos dos cepajes. El Sauvignon Blanc es un cultivo presente tanto en Europa, como en el viejo mundo. Su expresión varietal más pura está, por supuesto, en Francia, en el Valle de Loire (Sancerre, Pouilly-Fumé) y en Bordeaux. También se lo puede encontrar en zonas del noreste de Italia. Otro productor relevante es Nueva Zelanda, en donde se introdujo cerca de 1830, aunque fue recién un siglo y medio más adelante cuando se comenzaron a elaborar vinos de calidad. La zona más destacada es Marlborough al norte de South Island. En Estados Unidos la región de California es la que agrupa los principales viñedos, sobre todo en Sonoma y Napa Valley. Otra nueva estrella del nuevo mundo del vino que está sorprendiendo a los expertos es Sudáfrica. Los Sauvignon Blanc de América del Sud también se están viendo mucho, principalmente los de Argentina y Chile. En cuanto a nuestro país, se lo cultiva en casi todas las regiones, desde Salta hasta la Patagonia. Las uvas Sauvignon Blanc producen vinos secos y con alto nivel de acidez. A la vista presentan una gran transparencia, con un color amarillo pálido y tonalidades que se acercan a los verdes, ocasionalmente tienen reflejos plateados. Tal vez lo más distintivo y sobresaliente de este cepaje son sus penetrantes y directos aromas, que permiten recordar a frutos cítricos como el pomelo y el limón, también a pasto recién cortado y maracuyá. Los expertos pueden detectar descriptores como las hojas de tomate, espárragos y notas herbáceas. Una característica muy emblemática que le hizo ganar su lado salvaje es el aroma a PDG, que se usa para referirse diplomáticamente al pis de gato o como lo llaman los franceses “pipi de chat”. Los angloparlantes también llaman “catbox” o “cat pee” a esta nota aromática. Para conservar la acidez natural del Sauvignon Blanc, se evita elaborarlo en contacto con roble, aunque el prestigioso winemaker californiano Robert Mondavi fue quien introdujo el Fumé Blanc, un nombre que creó cerca de 1970 para referirse al Sauvignon Blanc con un moderado envejecimiento en roble. Gracias a esto, el Sauvignon Blanc pasó a ocupar rápidamente un lugar de privilegio entre los entusiastas de vinos blancos ABC, en inglés “anything but Chardonnay” (en referencia a los consumidores cansados del Chardonnay). El hacer assemblages de Sauvignon Blanc con Semillón es una práctica muy utilizada en algunas regiones de Francia, como por ejemplo en Graves, en donde se lo combina con una proporción que está entre 15% y 40%. El Semillón brinda al corte una sensación de mayor redondez y también la estructura necesaria para perdurar más en el tiempo. Un caso especial de este corte es el de los vinos dulces de Sauternes que además pueden incluir pequeñas dosis de Muscadelle. Estos vinos son elaborados con uvas afectadas por el hongo Botrytis cinerea, el cual deshidrata el grano de uva y produce una mayor concentración de azúcares. Estos vinos resultan ser deliciosamente dulces, casi como un almíbar, sin embargo, el Sauvignon Blanc le continúa otorgando una cuota de acidez que los convierte en verdaderas joyas. En cuanto al consumo en nuestro país de vinos blancos, cada vez más se está observando que el consumidor se acerca a este cepaje. Una de las razones es su versatilidad de combinación con comidas, principalmente en pescados y sushi, platos con vegetales, ensaladas, cocina Thai e India, pollo, etc. Además, este cepaje se está usando mucho a modo de aperitivo, para comenzar una comida con aromas y sabores bien intensos. El crecimiento de esta variedad no es meramente una moda y ya son muchas las bodegas que sumaron el Sauvignon Blanc a sus gamas de productos. Si esto es así, es porque los consumidores así lo quieren.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg