Notas > TURISMO > Turismo - Sudáfrica
508-1-banner.jpg
Sin dudas el destino ideal para quienes estén buscando variedad y belleza: playas, lagos, bosques y montañas intercalados con montes vírgenes y desiertos. Para los amantes de la naturaleza el país se destaca por la fuerte cantidad de reservas y parques nacionales como el famoso Parque Kruger. La diversidad de su población resulta maravillosa para quienes se interesen en la cultura, la música y el arte. Las ancestrales tribus africanas como la Zulú, Xhosa y Ndebeles mantienen todavía costumbres y tradiciones que vale la pena conocer. Este mes los invitamos a un recorrido por uno de los países más interesantes del continente negro.
 
508-177-extra2.jpg
508-448-extra1.jpg
508-523-extra3.jpg
508-633-extra4.jpg
508-567-extra5.jpg
508-511-extra6.jpg
508-332-extra7.jpg

Texto: José Medrano

Emprender un viaje a Sudáfrica implica necesariamente meterse en su apasionante historia. Se trata de una historia que mezcla tribus locales, inmigrantes holandeses, ingleses y alemanes, esclavos indios y el resultado es mucho más que la trillada frase “crisol de razas”: Sudáfrica, su gente y sus ciudades son simplemente apasionantes. El punto de inicio puede marcarse en 1652 cuando Jan van Riebeeck estableció un puesto en el Cabo de Buena Esperanza para la compañía holandesa, aunque décadas después Gran Bretaña ocupara el área obligando a los holandeses a declarar su bancarrota y el resto fuera casi exclusivamente historia inglesa. Fueron años de guerra, discriminación y Apartheid; fueron años de movimientos de resistencia en donde participaron personajes de la talla de Nelson Mandela y que dejaron marcas en todas sus ciudades. Años de Zulúes, Ingleses y Böers… También hubo años de conciencia ambiental y de creación de enormes parques nacionales que hoy todos pueden visitar. Sudáfrica tiene destinos para todos y sin dudas la primera -y obligada- parada es Ciudad del Cabo, la madre de todas las ciudades sudafricanas.

Ciudad del Cabo. Se trata de una de las tres capitales de Sudáfrica, está coronada por la Montaña Mesa y es posiblemente una de las ciudades más hermosas del mundo: cosmopolita, glamorosa y exótica, en Ciudad del Cabo todo es atractivo. La montaña, su sello de identidad, se puede ascender y a sus 1.083 metros de altura tener una vista única del océano. También desde lo alto se ve Robben Island, donde Nelson Mandela estuvo preso y donde hoy también es destino turístico no sólo por el recuerdo histórico de los días de represión, sino también por los cómicos pingüinos que la habitan y sus incontables golondrinas.
El muelle Victoria & Alfred Waterfront es otro de sus lugares más visitados, que además de puerto tiene shoppings, restaurantes, hotel, teatro y un túnel submarino que muestra la vida acuática. El Cabo de Buena Esperanza, inmenso con su costa azul infinito y roca, se convierte en una visita más que obligada para cualquier persona que visite Sudáfrica. La punta forma parte del enorme Cape of Good Hope Nature Reserve, una zona protegida de una diversidad floral increíble que funciona además como reserva animal. Hay antílopes grises, cebras de montaña y monos.
El oeste de la ciudad se puede recorrer por la ruta Jardín en la que se encuentra una insospechada variedad de flora y fauna así como playas, lagos y serpenteantes ríos. Este imperdible recorrido conviene hacerlo en etapas, ya que se puede parar a dormir en el camino, en alojamientos que van desde el lujo total hasta la cabaña confortable y modesta.
La noche de Ciudad del Cabo está llena de sorpresas: se puede tomar un tour musical por alguno de los asentamientos periféricos, un alegre agasajo gastronómico en una casa de familia y como cierre un par de tragos en un modesto bar, donde lo más puro del african jazz está a la orden del día.

Johannesburgo. En sus comienzos fue el gran atractivo para los mineros de 1886 cuando el oro fue descubierto. Es la ciudad más grande de estas tierras y su corazón comercial aún se aloja en un viejo mercado de intercambio en el distrito financiero. No es un destino turístico tradicional, pero sí un punto de tránsito que conecta vuelos a Ciudad del Cabo, Durban y el Parque Kruger. Es por esto que se han mejorado los museos de historia, como el del Apartheid y el de Héctor Pieterson. Otra atracción es el gran parque de diversiones Gold Reef City, ubicado al sur del Distrito Central de Negocios y del Museo de África que cubre la historia de la ciudad y alberga una gran colección de arte en roca. Los centros comerciales se hallan en enormes complejos en Sandtown, Hyde Park, Rosebank y Fourways con atracciones que van de la exclusiva boutique hasta los complejos de entretenimientos y casinos. El complejo Market Theatre adquirió notoriedad entre los ’70 y los ’80 presentando obras anti-apartheid y se ha convertido en un centro para la creación teatral sudafricana moderna. Además, existe una gran industria en las visitas de antiguos barrios, como Soweto y Alexandra. La mayoría de las personas que visitan Soweto van al Museo Mandela, que se ubica en el antiguo hogar de Nelson Mandela. La Cuna de la Humanidad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está a 25 kilómetros al noroeste de la ciudad, y se trata del sitio donde se encontró el primer adulto Australopithecus africanus y el primer esqueleto casi completo de un Australopithecine temprano.

Pretoria. Es la capital política y administrativa de Sudáfrica y está profundamente enraizada con su pasado histórico. También llamada “la ciudad del Jacarandá” por la gran cantidad de estos árboles que pueblan sus calles, se encuentra a unos 50 kilómetros al norte de Johannesburgo. Tras su fundación en 1885, la ciudad se convirtió en la primera capital de la Zuid-AfrikaanchR Republiek (ZAR). La ciudad presenta un gran interés turístico y sus principales puntos de interés pueden ser visitados a pie. La arteria principal de Pretoria es Church Street, y el centro de la ciudad podría ubicarse en Church Square, donde fue erigida la primera iglesia de la ciudad. Aquí se encuentra la estatua de Paul Kruger, símbolo de la ciudad y en torno a la plaza se encuentran edificios típicos afrikaner, como el Raadsaal o el Tribunal de Justicia (donde fue juzgado Nelson Mandela en 1963), el edificio moderno de la administración provincial y la sede del servicio postal. La casa de Paul Kruger contiene varios objetos personales del antiguo Presidente del Transvaal: su carroza presidencial, el coche de viaje y el carro salón privado.
Los jardines públicos como el Burgers Park, el Princess Park, el Springbok Park y los jardines botánicos son puntos imperdibles para quien visite esta ciudad como también lo es un paseo por su zoológico. La mina Cullinan, ubicada a 40 Km. al este de Pretoria, fue el lugar donde se descubrió el diamante más grande del mundo de 3.106 quilates del que se extrajeron 9 grandes diamantes y 96 piedras, algunas de las cuales adornan las Joyas de la corona británica.
Es desde Pretoria que sale el famoso “Blue Train” (Tren Azul) dos veces por semana en su viaje de dos días hasta la punta del continente, una experiencia de lujo para pasar en medio de elegancia y de ambientes súper exclusivos.

Vasta y virgen, las bondades de la naturaleza sudafricana se convierten en el principal atractivo no sólo de turistas, sino de fotógrafos, cineastas y documentalistas de todo el mundo. Aquí se encuentran algunas de las mejores especies preservadas de animales y aves del continente africano luego de décadas de inescrupulosa caza. La principal carta de recomendación internacional de Sudáfrica está en sus animales, sus cinco grandes; que consisten en el león, leopardo, búfalo, rinoceronte y el elefante. Se pueden descubrir diecinueve parques nacionales con el famoso Parque Nacional Kruger a la cabeza, el cual cubre en sí mismo el área del tamaño de Israel.

Kruger National Park. Este parque cuenta con 507 especies de pájaros, 114 de reptiles, 33 de anfibios y tiene la mayor concentración de mamíferos del planeta que se esparcen por los seis tipos de ecosistemas que atesora el parque. Entre sus árboles están el baobab, umbrella tree, fever tree, wild fig o marula. El parque puede visitarse todo el año y cada estación tiene su atractivo en particular: en primavera y verano, los árboles y arbustos están en flor, todos los arroyos y fuentes están llenos de vida, de los cuales peces, pájaros y animales van a beber. También hay gran cantidad de pequeñas crías, especialmente mamíferos. En otoño e invierno el clima es templado, los pastos están bajos y permiten ver a mayor distancia aunque muchos ríos y fuentes están secos. El parque tiene varias puertas de acceso, la principal es la de Skukuza, a escasos kilómetros del aeropuerto que conecta a éste con Johannesburgo. Al sur de la puerta de Skukuza, en los límites del parque, se suceden las reservas privadas de lujo. Sudáfrica fue pionera en promover lodges de lujo en un entorno salvaje. Quien lo desee puede cruzar con su vehículo privado -o de alquiler- cualquiera de las puertas de acceso del parque y disponerse a la aventura con la condición de cumplir una serie de normas básicas, como no abandonar el auto, no salir de los dos mil kilómetros de caminos que atraviesan el parque y abandonar el safari antes de las seis de la tarde. En los campamentos se puede dormir, comer, comprar, cargar nafta y disfrutar del contacto más directo con la naturaleza. La experiencia en nada se asemeja a un safari-park: se trata de fauna salvaje en libertad y hay que saber disfrutarla tanto como respetarla.
Otros de los parques nacionales que recomendamos son Hluhluwi- Umfolozi Park, The Grater St. Lucia Wetland Park, Cape of Good Hope Nature Reserve y Tsitsikama Coastal and Forest National Parks. De todas maneras Sudáfrica cuenta con más de 300 parques y éstos son sólo algunos, pero es conveniente informarse bien antes de viajar. Sudáfrica es casi inabordable y puede cambiarle la vida a todo aquel que la visite.

DATOS ÚTILES
Cómo llegar.
Malaysian Airlines.
Directo a Ciudad del Cabo. También con escala en Ciudad del Cabo y llegada hasta Johannesburgo. Miércoles y Domingos - Salidas 20.30 horas. Temporada baja de 800 a 1.000 dólares. Temporada alta 1.700 dólares. Hacer reservas con mucha antelación. Southafrican Airways. Todos los días vía TAM y British Airways con escala en San Pablo. Vuelos todos los días con precios en temporada baja de 1.300 dólares y en alta 2.000 dólares.
Hoteles.
En ciudad del Cabo, el Commodore Hotel Cape Town tiene estupendas vistas de la ciudad y se halla cerca del centro y de la costa atlántica. Habitaciones con vistas al puerto y a la montaña. Los clientes pueden cenar en el confortable entorno del restaurant, en tanto que el bar es perfecto para relajarse en compañía de amigos. En Johannesburgo, el City Lodge Sandton - Katherine Street ofrece modernas instalaciones, se encuentra perfectamente ubicado a minutos del centro comercial y cuenta con el Piazza Verona Restaurant, su restaurant propio. El Sheraton de Pretoria se encuentra en un área residencial tranquila, cerca del centro comercial de la ciudad. Cuenta con 175 habitaciones para todos los gustos, las mayores comodidades y restaurant propio.

Más información: 4313-6626 | www.sundancespirit.com| Embajada de Sudáfrica. 4311-8991 | www.southafrica.net En el sitio web www.parks-sa.co.za se encuentra toda la información sobre los rest-camps.



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg