Notas > DEPORTES > DEPORTE - Slackline
3314-282-banner.jpg
Manteniendo el equilibrio. Para leer esta nota te vamos a pedir mucha concentración; casi como si estuvieras meditando. Eso sí: no te duermas, porque lo más importante es no perder el equilibrio.
 
3314-596-extra.jpg
3314-296-extra2.jpg
3314-36-extra3.jpg
por HORACIO INSÚA / fotos GENTILEZA REDBULL

Descubrir este deporte llamado Slackline es remontarnos a los años 80. En aquella década, dos escaladores (Adán Grosowky y Jeff Ellington) comenzaron a caminar sobre cuerdas flojas y cadenas que encontraban en los parques del Valle de Yosemite (USA) como forma de entrenamiento. Luego decidieron dar un paso más y fue allí cuando sumaron material de escalada a su rutina. De esta manera nació el Slackline.
Entre dos puntos fijos, se une de lado a lado una cuerda plana de aproximadamente 5 centímetros de ancho y ya se puede empezar a experimentar. El sistema de tensión utilizado se llama RATCHET/ MALAKATE. Habitualmente los materiales de cinta más usados son nylon o poliéster. A diferencia de los cables más rígidos, la cuerda plana nos permite balancearnos y suspendernos, generando más posibilidades de piruetas y un mayor grado de dificultad.
Correr o nadar pueden ser comparables con el Slackline, en eso de utilizar casi todos los músculos de nuestro cuerpo. Es una actividad sumamente completa y, desde luego, entretenida. Para practicarla se necesita constancia, pasión y perseverancia para superar las caídas de los primeros intentos. Dentro del Slackline encontramos muchas variantes, algunas de las cuales detallaremos a continuación:
• El Longline es una cuerda más angosta (2,5cm), más flexible y de unos 30 metros de largo.
• También existe el Highline, con cuerdas igual de angostas, pero ubicadas a más de 20 metros del suelo. Habitualmente se utiliza un arnés de seguridad por si falla la concentración.
• Otra opción es el Trickline, modalidad que permite más posibilidades de destreza en saltos, ya que es sumamente flexible y apta para realizar diversos trucos.
• Por último, el Waterline consiste en ubicar la cuerda por encima del agua, la principal diferencia es que se puede amortiguar la caída.

Quienes practican el deporte son conocidos como Slackers y obviamente tienen sus propias competencias; en ellas, los jueces evalúan las pasadas teniendo en cuenta estilo, dificultad y creatividad. El mejor promedio se lleva el premio mayor. Si algún día vas a ver alguna competencia, es bueno que conozcas algo del “lunfardo” del deporte. Las siguientes definiciones son muy habituales en las pruebas:
BUTTBOUNCE: Rebotar con las nalgas.
CHESTBOUNCE: Rebotar con el pecho.
BACKBOUNCE: Rebotar con la espalda.
FREEFALL: Rebotar con las nalgas y hacer un giro 360º y rebotar con el pecho.
BUTTFLIP: Rebotar con las nalgas y hacer un flip para atrás.
SPIRAL: Rebotar de pecho para girar sobre el eje y caer de pecho nuevamente.
SKYDIVE: Rebotar de nalgas, hacer un flip hacia atrás y rebotar de pecho.
NASTY: Variación para trucos de pecho y nalgas. El atleta se agarra del slackline con su mano.
CAER UN TRUCO A FEET: Significa caer sobre el slackline con los pies.
En Argentina, varias provincias han conseguido representantes para esta disciplina. Es el caso de Córdoba, Mendoza y Buenos Aires.

Si llegaste hasta esta parte de la nota sin caerte, ya podés probar con la cinta. En Buenos Aires podés practicarlo en el ex Circuito KDT en Palermo donde también brindan clases para los recién iniciados. Otra opción es comprarte la cuerda y ser el autodidacta del Slackline del parque, el bosque o la playa.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg