Notas > TURISMO > TURISMO - BARCELONA
3161-19-banner.jpg
Todo en una. Es la ciudad más cosmopolita y vanguardista de España. Su arquitectura histórica, su arte, su gastronomía y sus playas son sólo algunos de los motivos por los cuales no puede dejar de visitar esta hermosa ciudad.
 
3161-492-extra1.jpg
3161-972-extra2.jpg
3161-575-extra3.jpg
3161-654-extra4.jpg

Por ADRIANA BOTTA

Situada en el nordeste de España, Barcelona es la segunda ciudad más poblada después de Madrid. Su puerto es uno de los más importantes del Mediterráneo y sus trenes de alta velocidad y autopistas permiten un excelente punto de comunicación entre España y Francia. En esta edición los invitamos a conocer la capital del modernismo.

LOS IMPERDIBLES
Sugerimos comenzar el recorrido visitando La Sagrada Familia, el monumento más conocido de Barcelona y la obra más importante de Antonio Gaudí, el gran exponente de la arquitectura modernista catalana. Esta curiosa basílica, de estilo neogótico, comenzó a construirse en 1882 y un año después pasó a manos de Gaudí, quien decidió rediseñarla y construir un templo innovador compuesto por 18 torres de las cuales sólo llegó a crear una antes de su muerte, en 1926. Si bien la obra no está finalizada, el proyecto sigue en pie gracias al trabajo de otros artistas y el dinero recaudado de las visitas y donaciones. Su interior fue inspirado en la naturaleza: columnas en forma de árboles que reflejan la idea del arquitecto de que el interior del templo tenía que ser como un bosque que invitara a la oración. Reservamos por internet las entradas para el ingreso a alguna de las torres, debido a que suele haber largas colas para comprar el ticket el mismo día.
Continúe su paseo por la ciudad visitando la Casa Milá, popularmente llamada La Pedrera, un sorprendente edificio modernista creado por Gaudí entre los años 1906 y 1912 en el céntrico Paseo de Gracia. Encargado por el industrial Pere Milá i Camps y su esposa para residencia familiar, actualmente es un edificio de viviendas, pero se pueden visitar tres pisos y las famosas terrazas con las chimeneas recubiertas de cerámicos con apariencia de cabezas de guerreros. Siguiendo el recorrido a pie, a tan sólo 500 metros encontrará Casa Batlló, la obra más emblemática del arquitecto catalán, en la que se destaca el patio de luces y la azotea. El ticket para entrar y recorrerla cuesta aproximadamente 25 euros, pero vale la pena hacer el gasto; se realizan visitas guiadas todos los días del año, de 9 a 21hs. Otro de los lugares que vale la pena visitar son los dos puntos más altos de la ciudad: Montjuïc y Tibidabo. La primera, es una montaña de 173 metros de altura, que sirvió como puesto de vigilancia militar; allí se encuentran los mejores museos, entre ellos el Pueblo Español (museo arquitectónico al aire libre, construido con el fin de representar un pueblo ibérico) y el MNAC, Museo Nacional de Arte de Cataluña. Recomendable tomar el teleférico, desde donde se puede apreciar todo el llano de Barcelona desde la sierra de Collserola hasta el mar. El Tibidabo es el pico más alto de la sierra que, con sus 512 metros de altura, ofrece las mejores vistas de Barcelona. En él se encuentra el parque de atracciones más antiguo de España, con instalaciones originales del siglo XX, el Templo del Sagrado Corazón, desde donde, a través de un ascensor, se puede acceder a una de las vistas más privilegiadas de la ciudad y la Torre de Collserola, obra de ingeniería de 288 metros de altura, construida en 1992 para los Juegos Olímpicos y dedicado actualmente al desarrollo de investigaciones científicas relacionadas con la meteorología y la astronomía. Y si hay un punto de encuentro de barceloneses y turistas, ése es Plaza Cataluña, el corazón de Barcelona y una de las plazas más grandes de España. Las tiendas más famosas se encuentran alrededor de esta plaza, siendo FNAC -tienda de discos y libros- una de las más frecuentadas. Desde esta plaza salen importantes vías de la ciudad como Paseo De Gracia, Portal Del Ángel y la famosísima Rambla, un paseo de 1.3 km que se extiende desde Plaza de Catalunia hasta el puerto antiguo donde se ubica la célebre estatua de Cristóbal Colón. Residentes y turistas la recorren durante todo el día y hasta altas horas de la noche para disfrutar de artistas callejeros, negocios y restaurantes aterrazados. Otro de los imperdibles en la Rambla es el Mercat Sant Josep, La Boqueria, un mercado municipal nominado por la CNN como uno de los 10 mejores mercados del mundo. El horario del mercado es de lunes a sábado de 8 a 20:30 horas; cierra los domingos. Culmine su visita probando exquisiteces tales como el jamón Pata Negra, las aceitunas y el pà amb tomàquet, que no es más que un delicioso pan de campo untado con tomate natural, aceite de oliva y ajo.
Una excelente opción para pasar unas horas al aire libre en Barcelona es visitar el Parque Güell, inaugurado en 1922 y diseñado por Gaudí a pedido de un poderoso industrial llamado Eusebi Güell, amante de las Bellas Artes, para crear una urbanización en lo que, en aquel entonces, eran las afueras de Barcelona. La idea original era construir una ciudad-jardín, con 60 residencias de lujo, orientadas a personas de alto poder adquisitivo que desearan alejarse de las grandes y bulliciosas ciudades. El proyecto fue un fracaso comercial, 14 años después se abandonó y fue donado al ayuntamiento que lo convirtió en un parque público. Si van en metro, es recomendable bajar en la estación Vallcarca, donde se encuentran las escaleras mecánicas que facilitan el ascenso.

BARRIO GÓTICO
Ubicado en el distrito de Ciutat Vella, es una de las zonas más bonitas de Barcelona. Sus calles medievales invitan al turista a un relajado paseo, pudiendo visitar la Catedral de Santa Eulalia, fiel exponente del arte gótico del siglo XIV; su fachada es una de las más fotografiadas. Vale la pena detenerse a observar el trabajo de talla de la sillería del coro. Frente a él, una escalera conduce a la cripta, que alberga el sarcófago con los restos de Santa Eulalia, quien fue martirizada por defender su fe cristiana. Delante de la Catedral, los domingos a la mañana, los catalanes se reúnen a bailar sardanas y suele instalarse un mercadillo de antigüedades. Otros de los atractivos a visitar son: la Plaza Sant Jaume, que fuera el centro de la vida política de la ciudad desde el siglo XIV; la carrer del Bisbe, calle peatonal que une la Plaza de Sant Jaume con el Palau de Generalitat; la Plaza Del Rey, sede del Palacio Real y una de las principales residencias de los condes de Barcelona; la Plaza Nova, que conserva aún sus dos torres romanas; y el Barrio Judío, que permite visualizar restos de lo que fue el gran barrio judío de la ciudad. La visita al Barrio Gótico no está completa si no prueba una de las exquisiteces de las chocolaterías, también llamadas “granjas”.
Y para los aficionados al futbol, hay un punto de visita obligado: el Camp Nou. Inaugurado el 24 de septiembre de 1957, es el estadio con mayor capacidad de Europa y quinto en el mundo. El tour por el estadio incluye el recorrido que los jugadores hacen hasta llegar al terreno de juego, las butacas presidenciales, el banquillo y las cabinas de prensa. Como broche de oro podrán visitar el Museo del FC Barcelona, que le permitirá conocer la historia de los 100 años del Club, con un área especial para Messi y sus balones de oro. Se recomienda comprar las entradas en alguna tienda oficial del club, donde son más económicas. Tenga en cuenta que los abonados liberan entradas 48 horas antes de los partidos.

TAMBIÉN ES MAR
Si bien Barcelona no era considerado un destino playero, a partir de los años 90, y gracias al riguroso plan de limpieza del litoral con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos en 1992, pasó a ser un atractivo más de la ciudad. Su cercanía al centro, los servicios que brindan y su conectividad hicieron que sus playas fueran cada vez más visitadas, siendo las más populares, Sant Sebastiá, con una extensión de 1100 metros; Sitges, una de las elegidas por la comunidad gay, y Barceloneta, que junto con la Sant Sebastiá, es una de las más urbanas y preferida por los extranjeros y jóvenes que practican actividades deportivas.
Y si lo que quieren es hacer compras, varias son las opciones: el Paseo De Gracia, donde se encuentran las mejores marcas; la Calle Des Tallers, situada en el barrio de El Raval, junto a las Ramblas, o el Centro Comercial Arenas, junto a Plaza de España.
La vida nocturna es otro de los atractivos de Barcelona, siendo los lugares más frecuentados el paseo marítimo de la Barceloneta, la calle Aribau, repleta de bares y discos y Eixample, donde se encuentran los mejores restaurantes y bares internacionalmente conocidos, como el famoso Dry Martini, que abrió sus puertas hace mas de 30 años y sigue siendo el clásico para tomar los mejores tragos de la ciudad. Barcelona lo tiene todo: arquitectura, vida nocturna, playas y tesoros artísticos. A la hora de pensar su próximo viaje, no dude en elegir esta bellísima ciudad.

MONASTERIO DE PEDRALBES
Declarado Monumento Histórico y Artístico, es uno de los mejores ejemplares de Gótico Catalán. Conserva sus instalaciones en perfecto estado y nos da una visión más clara de la vida monástica que se llevó a cabo en el lugar. Un dato curioso es que mantienen aún la tradición de realizar una ofrenda de huevos a Santa Clara, para evitar que llueva un día determinado en el que se celebre un evento importante. Al llevarles huevos a las monjas clarisas se recita: “Santa Clara y Santa Pujol barred bien estas nubes que tapan el sol”.

Para más información: Prosa Viajes / Esmeralda 1063, Piso 10 / 11 5185 9984 / www.prosaviajes.com



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg