Notas > TURISMO > TURISMO - ZURICH
2991-197-banner.jpg
Los encantos de una ciudad perfecta. Entre clásica y moderna, la ciudad más importante de Suiza y motor financiero del país gana cada día más terreno dentro del turismo. Sus edificaciones históricas, sus paisajes naturales y los Alpes como telón de fondo la convierten en un destino único en el corazón de Europa. Entre sus lujosas avenidas, su lago y sus aires intelectuales, este mes nos adentramos en el mágico corazón de Zürich, un lugar soñado.
 
2991-718-extra1.jpg
2991-568-extra2.jpg
2991-257-extra3.jpg
2991-420-extra4.jpg
2991-496-extra5.jpg
2991-720-extra6.jpg
Zürich es la principal ciudad de Suiza y está justo en el centro de Europa; es decir que ya sea por tren, avión o auto, es un destino fácil de acceder desde cualquier punto del Viejo Continente. Considerada como el portal a los Alpes Suizos, es también uno de los centros culturales más diversos e interesantes del país y quizás la urbe más sofisticada del mundo. Su valor histórico está en el casco antiguo, donde se ven las iglesias, edificios públicos y casas burguesas de la Edad Media, además de calles eminentemente turísticas gracias a las tiendas y locales orientados a atraer visitantes, como la calle Bahnhofstrasse, si no la más importante, seguramente la más cara: aquí reinan las casas de moda, los grandes bancos, los relojes perfectos y todas las joyas con las que uno pueda soñar. Bahnhofstrasse comienza frente a la Estación Central de Zürich -la más importante del país y cuyo edificio vale la pena apreciar- y se extiende paralela al tranvía por casi un kilómetro y medio: buena parte de esta calle es peatonal, por lo que se la puede recorrer con tranquilidad. Una de las plazas más significativas, Paradeplatz, se sitúa cerca del final de la calle y está también próxima al Lago Zürich. El lugar es conocido por la tienda de chocolate y cafetería Sprüngli. Si a lo largo del recorrido quiere comprar algo, lo atenderán como aun rey; pero basta con mirar los refinados productos que se exhiben para pasar el tiempo antes de adentrarse en las callejuelas que hay de ese lado del río, donde se encuentra la famosa iglesia de San Pedro, con su torre de agudísimo campanario en el que reposa el reloj con la mayor esfera de Europa (8,7 metros de diámetro). Junto al río, hay un pequeño café con una terraza, ideal para reponer fuerzas: el Café Wühre.

PASEANDO POR ZÜRICH
Esta ciudad no sólo sorprende por sus construcciones, su arte y su historia, también lo hace por sus paisajes. Los recorridos más lindos están a orillas del río Limmat -donde se dispone la ciudad- y también a lo largo del lago de Zürich. En un día de sol todo brilla: sus flores y árboles dan marco a una belleza que quita el aliento. Sobre el agua reinan las embarcaciones: veleros, yates, lanchas y barcos que invitan a los turistas a conocer nuevos ángulos de la ciudad, y al caer el sol, el paseo sobre el Limmat se convierte en una escena digna de la más romántica de las películas.
A medida que se avanza, las vistas sobre el Lago y los Alpes son cada vez más abiertas y dejan ver la grandeza de Zürich: los campanarios y las fachadas históricas se reflejan en el agua. Los principales son los de la iglesia Fraumünster (famosa por sus vitreaux de Marc Chagall) y la Grossmünster (sus “Torres Gemelas”, dos campanariosidénticos, son el distintivo de la ciudad) y la mencionada iglesia dedicada a San Pedro.
La ciudad en sí es más antigua que muchos de sus ya muy antiguos edificios; sus orígenes se remontan a una vieja colonia romana a orillas del lago. Todavía se ven vestigios de paredes y monumentos, como en Lindenhof, un parque que conserva restos de murallas. Esta historia se puede apreciar en el Museo Nacional Suizo, que presenta colecciones de objetos de culturas prehistóricas y algunas de las ruedas más antiguas que se hayan encontrado.
Finalmente, no hay que irse de la ciudad sin pasar por Ütliberg: “la montaña” de Zürich. Aunque culmina a unos breves 871 metros de altura, ofrece una vista sin igual sobre la ciudad, el lago y los Alpes. Se llega por una pequeña ruta o, mejor, en tren. Desde la estación, se camina en la cumbre parquizada hasta llegar al punto panorámico. El lugar está adornado por esculturas de extraños animales de cemento pintados de colores vivos y basta que un rayo de sol salga para completar la magia del paseo, poniendo colores sobre los techos de Zürich, purificando los azules del lago y haciendo más verdes las faldas de las montañas. Es el cuadro de la Suiza idílica que Heidi ayudó a difundir en todo el mundo. Mientras tanto, abajo, está la Suiza moderna y actual: pujante y dinámica, un torbellino de empresas tecnológicas, de eventos culturales y de salidas nocturnas. ¿Números? Zürich ofrece más de 50 museos, 100 galerías de arte y más de 1700 restaurantes, desde la cocina suiza más típica hasta la más exótica.

ARTE EN LA CIUDAD
Zürich fue elegida a lo largo de los siglos como lugar de residencia por algunos de los artistas, escritores e investigadores más importantes de la historia: aquí Thomas Mann pasó los últimos años de su vida y Rosa Luxemburgo trabajó como periodista. En la Universidad de Zürich ejerció su profesión Jean Piaget, mientras que la ciudad ya ostenta el increíble número de 21 premios Nobel. A mediados del siglo XX, Zürich sería la cuna de un movimiento que revolucionó el arte: el dadaísmo. Por favor, no abandone la ciudad sin visitar el Cabaret Voltaire, allí se gestó todo.
Fuera de la ciudad medieval, pero no lejos, se encuentra una calle residencial flanqueada de villas y jardines, donde puede admirarse una de las más extraordinarias colecciones privadas de arte del mundo: se trata de la Fundación Bührle. En los viejos salones cuelgan cuadros de Monet, Manet, Van Gogh, Goya, Picasso, Modigliani, Renoir y Sisley, entre otros. Otra visita obligada es la recién nombrada Fraumünster, un antiguo convento de monjas cuya primera abadesa fue biznieta de Carlos V. Tras la Reforma de Zwingli (“Ora et Labora”) del siglo XVI, todos los cuadros e imágenes de la iglesia desaparecieron pero, en cambio, ahora pueden verse unos magníficos vitreaux de Marc Chagall.
Los museos son protagonistas en Zürich. El Museo de Artes Plásticas tiene un importante inventario de cuadros, esculturas, fotos y videos, además de ofrecer una gran colección de obras de Alberto Giacometti. Pero en Zürich el arte también se vive fuera de los museos y las galerías, ya sea con la nave de Giacometti en la comisaría principal de la policía, las ventanas del coro de Chagall, en la iglesia Fraumünster-Kirche, o la obra “Heureka” de Jean Tinguely en el Lago, al aire libre.
Nota: si le gusta la música, no deje de ver la Ópera de la Ciudad (inaugurada en 1891); no es tan famosa como la Scala de Milán o la Ópera de Viena, pero es considerada como una de las más importantes de Europa.

¿QUÉ COMER?
La gastronomía de Zürich nació por influencia de la cocina alemana, pero hoy se jacta de reconocimiento mundial. Para el desayuno recomendamos probar el Bol de muesli (una combinación de cereales, leche y frutas) o panes de todos los tipos. Es muy común también que por la mañana se prueben quesos y embutidos (la calidad de sus jamones es suprema). Para las comidas y los aperitivos, el más reconocido de los platos es el Zürigschnätzlets, una carne preparada con crema y salsa de vino. También destacan diversos tipos de parrilla, y acá mandan las salchichas, que se sirven con tortillas de papas crujientes, a veces se le agregan pequeñas albóndigas de fideos. En la calle se ofrecen salchichas dentro de un pan acompañado con mostaza y los domingos hay una variedad llamada Bretzeln que viene en una masa de pan trenzada. Son excelentes las carnes, y cada vez más se pueden ver nuevos platos con pavo. Por supuesto que los quesos suizos no pueden dejar de probarse en Zürich – una buena fondue será inolvidable- y lo mejor para el final: estamos en la tierra del mejor chocolate del mundo y se venden en todas formas y tamaños. La pastelería también es única, se destacan el Tirggel, una galleta a base de harina y miel, y el curioso Mandelfisch, una torta de almendras con forma de pescado.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg