Notas > TURISMO > TURISMO - La misteriosa Estambul
2772-594-banner.jpg
Punto de encuentro entre Oriente y Occidente y entre tradición y modernidad, esta bellísima ciudad es un destino cautivante para los turistas. Las huellas de Bizancio, los destellos del imperio otomano y los yacimientos de la cultura clásica convierten a Estambul en un destino imperdible para los aventureros y los amantes de la historia antigua.
 
2772-457-extra1.jpg
2772-232-extra2.jpg
2772-534-extra3.jpg
2772-526-extra4.jpg
2772-171-extra5.jpg
2772-768-extra6.jpg
2772-849-extra7.jpg
2772-160-extra8.jpg
2772-846-extra9.jpg
2772-30-extra10.jpg
Estambul (en turco: Ýstanbul) es la ciudad más grande de Turquía y la tercera más poblada de Europa. Llamada Bizancio hasta 330 y Constantinopla hasta 1453 -año de la caída del Imperio Romano de Oriente- Estambul es considerada una de las ciudades más bellas de Europa.
Fue sucesivamente la capital del Imperio Romano de Oriente, del Imperio Latino y del Imperio Otomano hasta el fin de este Estado con la proclamación de la República de Turquía en 1923. Aunque la capital política y administrativa es Ankara, Estambul sigue ocupando un papel central en la economía y cultura turca. Regatear en el bazar, disfrutar de un crucero por el Bósforo, contemplar el cálido atardecer adornado con las siluetas de las mezquitas, parar a comer un auténtico kebab o un sándwich de pescado fresco en el Puente Gálata. Hay una lista enorme de experiencias que hay que vivir en Estambul, cuyas zonas históricas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1985. A continuación un destacado de los lugares de visita obligada.

SANTA SOFÍA
La Iglesia de la Divina Sabiduría (Sancta Sophia en latín) es uno de los monumentos más impresionantes del viejo Estambul. El emperador Justiniano (527-565) construyó este templo en un intento por recuperar la grandeza del Imperio Romano. Se acabó de construir en el año 537 y fue considerada como la mayor de la Cristiandad hasta la conquista de la ciudad, en 1453. Mohamed el Conquistador la convirtió en una mezquita y así permaneció hasta 1935, año en que fue declarada museo por el presidente Atatürk. Al entrar, hay que alzar la mirada para apreciar el precioso mosaico de Cristo Pantocrátor (Legislador de todas las cosas), situado sobre la tercera puerta, la más grande de todas, conocida como la Puerta Imperial. Una vez traspasada, la sensación de amplitud dentro de la nave es indescriptible.
En el interior se encuentra el Palco del Sultán, construido por Ahmet III (1703-1730) para poder entrar en el templo, orar y marcharse sin ser visto. En la nave lateral que queda a la izquierda de la Puerta Imperial, se encuentra la Columna de los Lamentos, con un orificio revestido de cobre. Según la leyenda, si se introduce el dedo y se pide un deseo, éste se hará realidad si el dedo sale húmedo.
La mayor gloria de Santa Sofía son sus brillantes mosaicos, pero hay que pagar extra para poder apreciarlos en el museo, situado al final de una empinada rampa. Los mejores se encuentran en la parte sur, donde puede admirarse la impresionante Déesis de principios del siglo XIV, representación de Jesucristo entre la Virgen María y Juan el Bautista; el retrato de la emperatriz Zoé (1028-1050), que tuvo tres maridos y cambió de retrato con cada uno de ellos; y el de la Virgen con el Niño, uno de los más delicados del templo y que data de finales del siglo X.

MEZQUITA AZUL
La Mezquita Azul o Mezquita del Sultán Ahmed de Estambul, es obra de Sedefkar Mehmet Aða, discípulo del arquitecto Sinan. Está situada frente a la Iglesia de Santa Sofía, separadas ambas por un hermoso espacio ajardinado, y es la única en Estambul que posee seis alminares.
Su construcción se inició en agosto de 1609 por orden del sultán Ahmed I. Mientras sus predecesores habían construido mezquitas con el botín de las guerras, Ahmed I tuvo que retirar los fondos del tesoro, debido a que no había ganado ninguna batalla importante. Este hecho provocó la ira de los ulemas o eruditos. Gran parte de la cara sureste de la mezquita descansa sobre los cimientos y sótanos de diferentes palacios que fueron necesarios comprar, a un precio elevado, con el fin de derribarlos.
Su magnífico exterior no le hace sombra a su lujoso interior, en el que una verdadera sinfonía de bellísimos mosaicos azules de Iznik genera una atmósfera muy especial. A unos tres metros de altura, sobre las alfombras, se alzan grandes arañas que cuelgan desde las cúpulas. La planta responde al diseño otomano clásico.
El patio delantero tiene una fuente de abluciones en el centro, y el pórtico que se extiende por tres de sus costados podía utilizarse para la oración, la meditación o el estudio durante el buen tiempo. Para preservar su atmósfera sagrada solamente los creyentes pueden entrar por la puerta principal, mientras que los turistas lo hacen por la puerta sur, para salir luego por la norte.

PALACIO TOPKAPI
El palacio Topkapi fue a lo largo de casi cuatro siglos la residencia de los sultanes otomanos y es hoy la principal atracción turística de Estambul. Mehmet el Conquistador construyó el primer palacio tras la toma de Constantinopla en 1453 y residió allí hasta su muerte, en 1481. Numerosos sultanes vivieron en este recinto y el último en ocuparlo fue Mahmut II (1808-1839).
La edificación está inspirada en la arquitectura islámica y consta de una serie de pabellones, cocinas, cámaras de audiencia y kioscos edificados alrededor de una serie de patios ajardinados. El palacio está situado entre el Cuerno de Oro -estuario a la entrada del estrecho del Bósforo- y el Mar de Mármara, y desde él se tiene una espléndida vista del Bósforo.
La planta de Topkapi está dividida en cuatro patios. El primer patio estaba abierto a todo el mundo; el segundo, sólo a personas en misión imperial; el tercero, a la familia imperial, personajes importantes y servidores; y el cuarto albergaba los aposentos familiares.
La puerta del Medio (Orta Kapi, puerta de la Salutación) conducía al segundo patio, utilizado para los menesteres de la administración del Imperio. Solamente el padisah (sultán) y la valide sultan (reina madre) estaban autorizados para atravesar la puerta del Medio a caballo; las demás personas, incluido el gran visir, debían cruzarla a pie.
En el lado izquierdo del segundo patio está la Kubbealtl o cámara del Consejo Imperial, también llamada Divan Salonu, situada debajo de la torre de Adalet Kulesi, y que es uno de los elementos arquitectónicos más característicos del palacio.
El tercer patio da acceso al Salón de la audiencia; la Biblioteca de Ahmed III; la Mezquita de los Eunucos Blancos; el colegio de los pajes exploradores; el Tesoro; la residencia del director del museo; colección de caligrafía, miniaturas y retratos; colección de relojes y reliquias sagradas.
El cuarto patio permite ver la Mezquita “Sofa”; el Pabellón ornamentado; la Residencia del médico; el Pabellón del zaguán; el Pabellón de Revan; el Pabellón de Bagdad; el Pabellón de la circuncisión; y el pórtico de Iftar.

El HARÉN
Muchas de las más de 300 habitaciones del harén datan del reinado de Solimán el Magnífico (1520-1566), pero muchas otras fueron añadidas posteriormente. Entre sus lugares más destacados están el patio de los Eunucos Negros; el patio de las Concubinas y Consortes; los aposentos y el patio de la valide sultan; y la cámara del Emperador que figura entre las habitaciones más espléndidas del harén. Además, vale la pena recorrer la sala privada de Murat III, una de las dependencias más suntuosas del palacio.
Observación: La visita requiere al menos medio día, aunque es preferible dedicarle más tiempo. Al entrar hay que dirigirse directamente al harén, la dependencia más visitada por los turistas.

EL GRAN BAZAR
El Gran Bazar de Estambul es uno de los bazares más grandes del mundo. Situado en el centro de la “Ciudad Vieja”, tiene más de 58 calles y 4.000 tiendas. Diariamente recibe entre 250.000 y 400.000 visitantes. Cuenta con muchas áreas de negocio entre las que destaca la joyería, orfebrería, tiendas de especias y tiendas de alfombras.
Los orígenes del Gran Bazar se remontan a la conquista de Constantinopla el 29 de mayo de 1453. El sultán Mehmed II inició la construcción de los bazares cubiertos o Bedesten, dedicados a la venta de telas y todo tipo de objetos valiosos. Originalmente existía el “Bedesten antiguo”, “Bedesten interno” o “Bedesten de Cevahir” (cevahir = joyería). Sus entradas son: Librerías, Tiendas de Sombreros, Tiendas de Joyería y Tiendas de Disfraces.
En 1461, el Sultán Mehmed II, ordenó la construcción de un nuevo bazar, el cual se realizó un poco más lejos y distribuyó sus calles según el tipo de tejido, algodón, seda, etc. A este bazar se le denominó “Sandal Bedesteni” o “Bazar de la seda” y tiene el mayor número de domos. Hoy en día se puede acceder a él a través de dos puertas; una es la Entrada Principal, y la otra es a través del distrito de Nuruosmaniye.
Consejo: El asedio de los comerciantes puede llegar a resultar muy agobiante. Se recomienda llevar las pertenencias en un lugar seguro, fuera del alcance de los carteristas. Hay que ponerse firme con los vendedores que intentarán venderles sus productos si o si. Siempre hay que regatear el precio.

VIAJE POR EL BÓSFORO
Una de las actividades más recomendables cuando se viaja a Estambul es realizar un crucero por el Bósforo, el estrecho que separa en dos partes la ciudad y conecta el Mar de Mármara con el Mar Negro, además de separar la parte europea de la parte asiática. El Bósforo tiene una longitud aproximada de 32 km. y una profundidad que oscila entre los 50 y los 120 metros.
En verano, las orillas del estrecho desbordan de actividad, con infinidad de terrazas desde las cuales se puede pasar un rato agradable contemplando el espléndido paisaje que ofrece. En sus riberas encontramos numerosos palacios, destacando los de Bylerbeyi, Ciragan y Dolmabahçe.
Lo más recomendable es tomarse un ferry en el puerto de Eminönü, que se encuentra al lado de la estación de tren de Sirkeci, en el muelle que hay pegado al puente Gálata. El precio por persona es de aproximadamente 11 euros, y el barco hace varias paradas a lo largo del Bósforo.

CISTERNA BASÍLICA
Se trata de una cisterna subterránea que antiguamente ejercía de reserva de agua en caso de que la ciudad fuese atacada, y según se bajan las escaleras se va sintiendo el frescor que hay en las profundidades, bañadas por una tenue luz. El ambiente es mágico cuando uno camina por las pasarelas al nivel del agua entre las más de 300 columnas de 9 metros de altura que están alineadas a la perfección, y que soportan esta gran nave con capacidad de almacenar 100.000 m3 de agua.

QUÉ COMER EN ESTAMBUL
Aunque la situación de Estambul entre dos mares hace que el pescado domine gran parte de la carta de los restaurantes, la carne es el plato estrella de toda Turquía. Y es que, ¿quién no oyó hablar del Kebab alguna vez? Kebab significa carne asada y es la base de numerosos platos típicos. Algunos recomendados:
Testi Kebab. Este es sin duda uno de los platos más curiosos de Estambul. Es una especie de guiso de carne que se hace en un recipiente cerámico que se rompe para servir.
Pollo con miel. Poco hay que explicar de este plato, tan sólo que lo cocinan de forma estupenda.
Lüfer. Si se quiere probar el pescado típico, el pescado azul del Bósforo es la opción acertada. Entre las bebidas, además del té, que sin duda es la estrella en gran parte de los países árabes (no olvidarse de probar el té de manzana), en Estambul hay varias bebidas que se deberían probar.
Ayran: Es una bebida muy popular entre los turcos y se sirve en todos los locales. Está compuesta de yogur, agua y sal.
Raký. El Raki es un anís turco que suele tomarse acompañando a la cena. En algunos locales lo sirven en dos vasos, uno que mezcla Raki y agua al 50% y otro que sólo contiene agua. La forma tradicional de tomarlo es muy frío y alternando los vasos.
Cerveza Efes: Efes es la marca de cerveza más importante de Turquía.
Kahve (Café turco): Tiene la particularidad de que el azúcar se echa al hacerlo. Se puede pedir de tres modos: sade (sin azúcar), orta (es el estándar) o Sekerli (dulce).


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg