Notas > AUTOS & ESTILOS > LOS 24 AUTOS DE 1987
1623-471-banner.jpg
La revista cumple 24 años y 200 números; fijate los autos que estaban en vigencia en 1987, y haceme una linda nota con fotos y todo. Quien espetó esta frase al escriba, usted debe imaginar, mi querido lector, fue nuestra ínclita Directora, que como buena mujer (¡Oh, la femme! dirían los franceses), a cualquier acción, por más peliaguda que sea, le pone una cintita rococó a un paquete envuelto en papel de regalo y... “hacete cargo”; así, tan fácil como sacarle punta a un lápiz (que también tiene sus bemoles).
 
1623-804-EXTRA1.jpg
1623-369-extra2.jpg
1623-189-extra3.jpg
1623-412-extra4.jpg
1623-198-extra5.jpg
1623-596-extra6.jpg
1623-276-extra7.jpg
1623-22-extra8.jpg
1623-608-extra9.jpg
1623-625-extra10.jpg
1623-486-extra11.jpg
1623-178-extra12.jpg
1623-648-extra13.jpg
1623-705-extra14.jpg
1623-380-extra15.jpg
1623-508-extra16.jpg
1623-563-extra17.jpg
1623-258-extra18.jpg
1623-679-extra19.jpg
1623-501-extra20.jpg
1623-37-extra21.jpg
1623-218-extra22.jpg
1623-637-extra23.jpg
1623-215-extra24.jpg
por CARLOS DANIEL ARENA

Pues bien, mi amigo, hacerlo no fue tarea sencilla. Debimos conjugar muchos factores: autos en Argentina, en el mundo y se le ocurrió a la columna ubicar también algún auto raro o que nunca aterrizó por estas ubérrimas pampas, pero que fue suceso en Europa o autos de renombre en los EE.UU. Presentamos pues, desde el imponente Cadillac Fleetwood hasta el modesto DAF (de origen holandés) con transmisión de ¡correa de cuero! Lujosos autos británicos y briosos autos italianos hasta el suntuoso Citroën CX francés con su empaque tan de París.
Estos autos transitaban en un mundo revuelto (como siempre): desastre financiero en las principales bolsas del mundo, primera Intifada en Israel, entraba en vigor el Acta Única Europea, aquí en Argentina había una sublevación militar contra Alfonsin (¿Se acuerda? “La casa está en orden ¡Felices Pascuas!”), mientras que en el área científica L. Kunkel identificaba el gen de la miopía y el radiotelescopio de Jodrell Bank descubría una brillante Supernova en la Gran Nube de Magallanes. En el cine veíamos Robocop, bailábamos con La Bamba de Luis Valdez, nos extasiábamos con El Imperio del Sol de Steven Spielberg, tiros al por mayor con la remake de Los Intocables del brillante Brian de Palma, aplaudíamos a Richard Attenborough en Grito de Libertad y nos enternecíamos con El Gran Escape del Oso Yogui (que es lo que practica el escriba cuando la situación se pone densa en la Redacción de A&E).
Así pues, estimado lector, presentamos este escueto panorama que esperamos sea de su agrado. Venga, vamos a hojear estas páginas; prenda el Wincofon y ponga a tocar ese viejo long play de Ray Conniff; total, la nostalgia es parte de nuestra vida, y últimamente está de moda. Que lo disfrute.

RENAULT 12
Una fría mañana del mes de mayo de 1971 en el Salón Municipal de Exposiciones en la Av. Figueroa Alcorta se presentaba a la prensa especializada de Argentina el que iba a ser otro ícono importantísimo de la industria automovilística: el Renault 12. El presidente de la entonces Ika-Renault, Ivon Lavaud, dijo unas palabras proféticas “El Renault 12 va a medirse victoriosamente con autos superiores”. Y tuvo razón. El automóvil fue un clamoroso suceso de ventas: sencillo, sólido, amplio, familiar, con un baúl de generosas dimensiones. Su primitivo motor de 1297 cc poseía camisas de cilindros reemplazables, lo que abarataba y facilitaba enormemente su mantenimiento. Sería largo enumerar los éxitos del Erre 12, pero sí podemos decir que sin lugar a dudas fue el auto de la clase media argentina por muchos años.

PEUGEOT 504
Si hubo un auto que siempre le disputó la popularidad al Ford Falcon fue el 504. “La calidad que no se discute”, decía sabiamente la publicidad de aquél entonces que se arrastraba desde los modelos 403 y 404 (el cuatro tres y el cuatro cuatro en la jerga del automovilismo deportivo). Triunfó en innumerables rallies, grandes premios de TN en Argentina, carreras en ruta y en pista. Cómodo en su interior, de mecánica sólida y sencilla fue el “auto elegante” por muchos años. Todavía hoy los vemos en buena cantidad por calles y rutas nacionales, haciendo honor a aquello que repetía el slogan publicitario: “la calidad que no se discute”.

FORD FALCON
Se trata de un auto mítico si los hubo (y los hay), que fue calificado como “el coche de la familia” por excelencia. Ya en los años 60, Ford Motor Argentina le daba el auspicio por TV a un programa de un éxito clamoroso como fue La Familia Falcón; donde actuaban Pedrito Quarticci, Elina Colomer, Alberto de Mendoza, Fernández de Rosa y Pochito Masa (entre otros). Una pléyade de artistas irrepetibles, como lo fue el Ford Falcon: un auto mitológico en Argentina. Se lo mostramos en su versión “rural”.

BMW M3
BMW son las siglas de Bayerische Motoren Werke (Fábrica de Motores de Baviera). Lo que muchos ignoran es que la BMW fabricó fantásticos motores de aviación (entre ellos motores diesel para uso aeronáutico que, como todo producto alemán, fueron de una confiabilidad a toda prueba). Con el M3 la casa de Baviera entró en el segmento deportivo logrando este “monstruo” que aceleraba sin cuento, y con el que se podía entrar tranquilamente a 180 en el curvón Salotto del autódromo. Fantástico.

VOLKSWAGEN GOLF
Primer ejemplar de una serie que todavía hoy, con modificaciones sustanciales, bate récords de ventas internacionalmente. Rápido, ágil, potente, sólido y fácil de llevar. Los ejemplares del Volkswagen Golf circulan por millones en todas las rutas del mundo.

AUDI A6
Uno de los autos germanos emblemáticos de alta gama es el Audi. En este modelo A6 del 87 se iba perfilando el cambio de diseño de la marca teutona. Un auto sobrio, distinguido y equipado con un potente motor de 6 cilindros y tres litros que le permitía crucerear tranquilamente con pasaje completo a 200 km/h.

MERCEDES BENZ 500 COUPÉ
Sobrio como todo auto alemán, este 500 Coupé nos muestra su elegante silueta. Equipado con un potente motor en V8, alcanza los 250 km/h de velocidad final. La columna tuvo oportunidad de manejar uno durante varios días en Alemania ¡qué placer!

TOYOTA CORONA
Corona, modelo precedente del famoso Corolla, fue un auto que se adaptó en cuanto terreno y país debió circular: ágil, sólido (muy sólido, como todo producto japonés). Podemos decir que fue el auto que se vendió como pan caliente en millones de ejemplares; y que por supuesto todavía camina. Incansable.

VOLVO GL
Un verdadero acorazado sueco. Construido a ciencia y conciencia fue por años el auto más seguro del mundo. Cómodo y prácticamente indestructible. Sucesor de la saga del PV 444 y PV 544 que en las manos del gran as sueco Gunnar Andersson se cansaron de ganar grandes premios en Argentina y rallies por el mundo. Lo eligió la columna por ser un ícono de la excelente industria automotriz sueca; a veces, quizás, tan poco difundida.

CITROËN CX
Es el sucesor del mítico DS. El largo y comodísimo CX fue el hermano mayor de la línea que hizo furor con los AX, GS y CX. Elegimos a este ícono de la industria francesa para ubicarlo justicieramente entre los 24 autos de 1987. Mire qué líneas y qué diseño futurista. Un verdadero salón rodante equipado con la famosísima “suspensión hidroneumática” que hacía de los viajes un verdadero placer. De primera clase, claro.

SAAB 900 TURBO 16S
Son las siglas de Svenska Aeroplan Aktiebolaget que en sueco significa Fábrica Sueca de Aviones. Todos los autos de SAAB tienen perfil aeronáutico y soluciones como tales. Algunos pueden discrepar sobre las características del diseño; pero todos estamos de acuerdo en la calidad superior de los vehículos de esta renombrada marca sueca.

ALFA ROMEO COUPÉ HF
La abuelita del escriba diría “¡Mirá que regia voiturette!”. Y tendría razón. En este elegantísimo diseño se ve claramente el lápiz de Bertone. Sinceramente es para subir a una dama e irse a cualquier lado a pasar un fin de semana digno de un César romano ¿coincide con la columna? Si lo lee con su señora diga que no de inmediato y tiene el permiso de acusar a quien escribe de monstruo. Pero no me va a decir que es una máquina hermosa. Altri tempi.

FIAT RITMO
¡Qué auto por Dios! Llegaron muy pocos a la Argentina. Construido sobre una plataforma Alfa Romeo, el Fiat Ritmo rezumaba guida da corsa por los cuatro costados. Un diseño bien italiano, una maravillosa caja de velocidades y un motor brioso que respondía con garra al pie derecho. La columna viajó desde Vallelunga (Roma) hasta París en compañía de dos secuaces: filibusteros de la peor calaña. Nos divertimos a lo loco en el cruce de los Alpes por San Gotardo. ¡Cómo doblaba, qué cómodo para manejar! Fantástico. Hubo una escala en Niza por razones de polleras, pero esta historia está tachada por la censura y el buen gusto. “¡Oh témpora, oh mores!” Diría Cicerón.

LANCIA DELTA
Lancia siempre hizo autos muy finos, desde el primer modelo Aprilia, diseñado por su creador el ingeniero Vincenzo Lancia allá por 1923, hasta la Delta, que no es una excepción. Fue triunfadora en importantes rallies mundiales en: Montecarlo, Suecia, Finlandia, Inglaterra y, claro, el de Córdoba, en nuestro país. Aquí uno de sus pilotos fue el gran Jorge Recalde, a quien la columna tuvo el honor de acompañar entre Carlos Paz y Mina Clavero; un recuerdo imborrable. Mire el auto: todo en él habla de velocidad y robustez. Manejar la versión “civil” era un verdadero placer: casi un karting con mucha potencia.

FERRARI TESTAROSSA
“¡La Ferrari es mía, mía, mía!” ¿Se acuerda de aquélla mítica frase? Seguramente debe estar meneando la cabeza. Mírela ahora: no me diga que el paso del tiempo no la hizo aún más linda. No hablemos del fantástico motor (casi de un F1), ni de sus prestaciones. Muchos cerramos los ojos y nos imaginamos volando bajito en una de ellas. Porque, sinceramente, ¿quién no quiere tener una Ferrari?

BENTLEY
Hermano menor del legendario Rolls Royce en cuanto a equipamiento y detalles de confort, este noble producto inglés fue varias veces ganador de la mítica competencia de las 24 Horas Le Mans. Equipado con un potente motor de 8 cilindros era (y es) tan silencioso que parece deslizarse. Un auténtico ícono de la industria automotriz británica.

JAGUAR XJ SC CABRIO
La casa de Coventry hizo diseños más lindos, pero éste estaba vigente en 1987 y por eso se lo presentamos. De cualquier manera sobre gustos no hay nada escrito; convengamos que como todos los Jaguar tenía un ineludible toque de distinción. Es que se trata de una de las marcas más arraigadas entre los argentinos en cuanto a emblema de auto deportivo de altas prestaciones y, además, tiene una terminación inmaculada.

ASTON MARTIN VANTAGE
Uno de los autos de las archifamosas películas de James Bond. Se acuerda cuando Sean Connery decía: “My name is Bond; James Bond” ¿Y de la Srta Moneypenny? Películas que se veían en los cines de barrio los días de lluvia comiendo maní con chocolate. ¡Cuántos recuerdos! Hoy el Aston Martin sigue siendo un vehículo emblemático de la industria automotriz británica. ¿Cuánto cuesta uno actualmente? Y vea: algo así como 275.000 libras al contado. Nadie compra un auto de estos con un plan de ahorro, claro. ¡Ah! Y va a lista de espera.

NISSAN PATROL
Aún no había hecho explosión el mercado mundial de las 4x4 y ya Nissan venía trabajando en diversos frentes su archifamoso modelo “Patrol”, quizás en muchos aspectos la quintaesencia de una 4x4. Adoptada por las Naciones Unidas como vehículo para misiones de las más diversas características y por numerosas fuerzas armadas y de seguridad del mundo en sus distintas conformaciones; hoy este modelo de Nissan es un ícono dentro del rubro. En Buenos Aires se pueden observar algunos ejemplares, pero siempre con patente diplomática.

CADILLAC FLEETWOOD BROUGHAM
Nave insignia, portaaviones yanqui, nave madre o como quiera llamarlo. El Cadillac es un vehículo que en su tiempo tuvo un significado muy especial. Algunos dirán que es “una grasada”, pero qué quiere que le diga, a mí me gustan los Cadillac con sus enormes motores V8 y caja automática. Mírelo bien: imponente ¿no? ¡Y qué cómodo que era su andar y su interior! Aparte, por aquéllos años llegar en un Cadillac a una fiesta era un toque de distinción. Fue el auto preferido de Doris Day, Rock Hudson, Humphrey Bogart y de tantos artistas de Hollywood.

DODGE CHARGER
¿Quién no vio la serie Los Dukes de Hazzard? ¿Se acuerda del General Lee? Es este: ni más ni menos que un Dodge Charger. Un fierro de aquellos con motor V8 367 pulgadas cúbicas con turbocompresor. ¡Cómo empujaba por Dios! Antes de una carrera de la Nascar en Rockingham (Alabama), el escriba tuvo ocasión de subirse a una bestia semejante. Vea: en segunda y acelerando a fondo sentía que un elefante ponía la pata en su pecho y empujaba hacia atrás. Tal era su aceleración y torque. En su versión “carrera” con trompa aerodinámica y alerón, en los óvalos de Daytona, Richmond y Rockingham al comando de Cale Roy Yarborough alcanzó los ¡400 km! por hora. Una bestia en todo sentido, un auto excepcional. Para llevar a pasear a la suegra, por ejemplo.

DAF 66
En 1959, siete años después del inicio de la producción de los camiones DAF, la empresa holandesa inició la producción de coches de pasajeros. El primero fue “el 600” que usaba como planta de poder el motor del Citroën 3CV. Se ubicó un motor más potente a partir del modelo DAF 750 que disponía de un motor de 756 cc al que le siguió el Daffoil. También hubo una versión para monoplazas de carrera que compitió con suerte variada en la F3 Europea. La singularidad de este auto holandés radicaba en que la transmisión se efectuaba por dos correas de cuero que movilizaban una toma de fuerza que impulsaba el sistema de engranajes acoplada a la caja de velocidades. Era bueno, y también los resultados. A pesar de que la producción cesó casi completamente en 1976, se siguieron haciendo algunos a pedido hasta los primeros meses de 1978. Un auto raro, pero que la columna entendió que sería de interés para sus lectores.

LADA LAIKA
El auto ruso Lada, que en español quiere decir “bonito” nació de un convenio entre la entonces URSS y la Fiat. La empresa italiana instaló una enorme fábrica en la ciudad llamada Togliattigrado (a orillas del Volga), que tomó su nombre del creador del partido comunista italiano Palmiro Togliatti (quien, entre otras cosas pertenecía a la nobleza, tenía un castillo a orillas del Lago di Como y manejaba una Maserati como auto particular). La URSS tenía una necesidad imperiosa de tener una industria automovilística moderna, a contrapelo de lo que habían sido los enormes Zis y Zil (imitaciones de los Cadillacs y Lincoln capitalistas). Así nació el Lada en su versión Laika con la carrocería del Fiat 124 y el motor del “1500”. Salió pues un auto fuerte, robusto y sin complicaciones económicas. Vimos muchos en Argentina que dieron buenos resultados a sus dueños.

LAMBORGHINI COUNTACH
El Lamborghini Countach fue el predecesor del exitoso Miura. Su espectacular carrocería fue diseñada por Marcello Gandini y Bertone y colocaron el poderoso V12 en el medio del vehículo, reemplazando el anterior que estaba ubicado transversalmente en la parte trasera para hacerlo totalmente neutro (peso repartido 50 y 50). Si bien es cierto que hizo su debut en el Salón Internacional de Ginebra en 1971, aún en 1978 el modelo seguía vigente. De líneas elegantes, sólo las dos tomas de aire para los inyectores interrumpían su cintura de carrocería. Un auto que será lindo siempre.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg