Notas > AUTOS & ESTILOS > NUEVA VW AMAROK 2.0 TDI 4MOTION
1285-84-vw-banner.jpg
REVOLUCIONARIA APARICIÓN. EXCELENTE MANO DE OBRA ARGENTINA CON TECNOLOGÍA ALEMANA DE PUNTA. Todo el mundo estaba pendiente de la aparición de este nuevo producto de la gente de Volkswagen: la primera pick-up del segmento mediano que produciría la casa de Wolsfburg, pero en este caso fabricada en Argentina, a la que se le agrega la excelente planta de poder “Made in Germany”: la TDi de dos litros y 163 CV.
 
1285-832-vw-extra1.jpg
1285-101-vw-extra2.jpg
1285-553-vw-extra3.jpg
por CARLOS DANIEL ARENA

Se trata de un impulsor de modernísima tecnología: inyección directa y tecnología de “common-rail” de doble turbo. ¿Por qué? Porque un turbo funciona “con la alta” y otro con “la baja”: fantástico, uno “para la ruta” y otro para el trabajo “todo terreno”, que entre paréntesis lo cumple en forma excelente. Probada la AMAROK en la más que exigente pista de prueba realizada por ingenieros alemanes en plena estepa patagónica, el escriba da fe de su rendimiento superlativo.
El equipo probado por la columna tenía la planta de poder más potente. Posee muy bajas tasas de consumo y emisiones de CO2. Cabe subrayar el desarrollo de potencia constante, algo importantísimo a la hora de sortear obstáculos aún con carga completa: el fenomenal diferencial Torsen completa, junto con una ajustada caja de seis velocidades adelante y MA, la panoplia de tecnología de punta que dan al conductor una tranquilidad total al comando de la AMAROK.
¿Cómo funciona el diferencial Torsen? Lo hace acoplado con un sistema de bloqueo de diferencial electrónico (EDS) que evita que patinen las ruedas traseras individualmente mediante intervenciones automáticas del freno. Gracias a este sistema (EDS), la rueda con mejor tracción recibe siempre la mayor potencia del motor. Consignemos también que Volkswagen ofrece opcionalmente un bloqueo de diferencial trasero mecánico para realizar duras tareas sobre terrenos difíciles.
En ruta el motor “cae” a sólo 1.850 rpm en 6ta. y andando a 100 km/h y a 130 km/h no llega a marcar la aguja del tacómetro las 2.200 rpm: fantástico. Todo esto con una planta de solamente dos litros de cubicaje; claro que el trabajo de los dos turbo hace el resto.
Ahora, la pregunta que se hará el público será: ¿Este motor alemán de tecnología de punta aguantará el mal gasoil argentino? La pregunta fue realizada por A&E a los ingenieros alemanes presentes en Bariloche y la respuesta fue “Sí, totalmente”. El motor fue probado, junto con la pick-up y cada uno de los elementos que la componen con la conocida minuciosidad alemana a lo largo de más de ¡tres millones de kilómetros!; “inclusive (acotaron a la columna) fue probado el motor durante decenas de miles de kilómetros utilizando solamente el gasoil ruso que también es de mala calidad y no hubo problemas ni defecciones de potencia en ningún momento: los motores seguían arrancando con media vuelta de llave: excepcional.
Y como referencia final sobre esta planta de poder un poco de cifras: desarrolla un par motor de 400 Nm a partir de las 1.500 rpm y de 350 Nm a partir de las 3.000 rpm, lo que garantizan que la Amarok empuje como una locomotora en cualquier situación por más comprometida que sea. Operar la caja manual de seis velocidades es un placer: en 6ta. alcanza más de 180 Km/h con carga completa.
Mención aparte es el enorme poder de recuperación de esta planta de poder biturbo: pasar grandes camiones y otros vehículos pesados no implica problema alguno: hay que bajar un cambio y pisar el acelerador: el resto lo hace la enorme tecnología periférica de última generación que equipa al vehículo.
La Amarok posee un tanque de 80 litros, lo que le permite una autonomía de ¡mil kilómetros! sin repostar combustible: una utopía hasta hace poco tiempo.
El promedio de consumo de combustible está en el orden de 7,6 a 7,8 litros cada 100 kilómetros con una emisión de solamente 206g/km CO2.
Ahora bien, ¿y el confort a bordo? Se lo resumo: Primera clase: desde el volante regulable en altura y profundidad hasta el acople de marchas mediante teclas que están al costado de la muy ergonométrica palanca de cambios. El aire acondicionado, la posición de manejo, la calefacción y hasta el área de barrido del limpiaparabrisas: todo estudiado con minuciosidad alemana, y realizado por la calificadísima mano de obra argentina en el centro de Volkswagen en General Pacheco.
¿Le parece exagerado lo escrito por la columna? Vaya a un concesionario y pruebe una Amarok: después me escribe.

AGRADECIMIENTOS: a los amigos Ronnie Frost y José Luis Reidy de la Oficina de Prensa de Volkswagen Argentina por la invitación a un evento de características planetarias (vinieron periodistas hasta de Rusia, China y Turquía) y por las atenciones recibidas. A todo el personal del magnífico Hotel Llao-Llao que se multiplicaron para hacer que la estadía del grupo, y la propia del escriba, fuese casi como estar en el paraíso. A fuerza de ser sinceros, lo lograron plenamente.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg