Notas > VINOS & GOURMET > Enoturismo: Luján de Cuyo
1052-828-bannerenoturismo.jpg
ALGO MENOS DE VEINTE KILÓMETROS RUMBO AL SUR SEPARAN A LA CIUDAD DE MENDOZA DE UNA DE LAS ZONAS VITIVINÍCOLAS MÁS RELEVANTES DE NUESTRO PAÍS. TIERRA DE MALBEC Y PAISAJES, QUE CONTINÚA CRECIENDO EN OFERTAS GASTRONÓMICAS DENTRO DE LAS MISMAS BODEGAS.
 
1052-319-extra1.jpg
1052-987-extra2.jpg
1052-773-extra3.jpg
Txt: Diego Eidelman
diego@clubsycountries.com

De acuerdo con información suministrada por la Dirección de Turismo de Luján de Cuyo, cerca del 60% de las visitas de la región están concentradas en un grupo de bodegas, que tal vez podríamos llamar zona Ruta 7 - Calle Cobos. Prácticamente todos los turistas que recorren la región, visitan alguna de estas bodegas: Melipal, Ruca Malén, Sottano, Séptima, Finca Decero y Belasco de Baquedano.
Más allá del lugar privilegiado en el que se encuentran, con vista al Cordón del Plata y al imponente Cerro Tupungato (6800 msnm), la hermosa arquitectura de sus edificios y sus imponentes vistas a viñedos, estas bodegas se destacan por su magnífica gastronomía. Como resultado de la suma de todos estos componentes se puede vivir una experiencia definitivamente inolvidable.
A la hora de comer, estas bodegas cuentan con excelentes restaurantes que ofrecen menúes degustación combinados con los mejores vinos del lugar.
Repasemos algunas de estas propuestas culinarias. El restaurante de la bodega Ruca Malén no solamente se destaca por haber sido el pionero en la zona, sino también por un excelente menú fijo de cinco pasos el cual es precedido por una visita bilingüe a las instalaciones de la bodega.
En el caso que alguno de los comensales lo desee, puede ordenar el menú con opciones vegetarianas o de pastas. La visita a la bodega junto con el menú tienen un valor de $130, del cual se pueden descontar los vinos que se compren en ese momento, los cuales -vale aclarar-son más económicos que en vinotecas de Buenos Aires. También es posible adquirir un amplio surtido de accesorios, merchandising de la bodega y una cuidada selección de libros temáticos.
En segundo término, nos referimos al restaurante María de la bodega Séptima, cuyo nombre refiere a su prestigiosa línea de espumantes. Si nos preguntáramos qué es lo más llamativo de María, deberíamos pensar en varias respuestas: permite tener un servicio para unas 90 personas (65 en el interior y 25 en la terraza), tiene una amplia vista a inmensos viñedos de 160 hectáreas y la batuta gastronómica está en manos de José Bahamonde, quien diseñó un concepto novedoso con dos alternativas. Por un lado, un menú de cuatro pasos ($140) con siete preparaciones representativas de Mendoza, que acompaña muy bien a sus vinos y por otra parte, cuentan con El Mercadito, una opción más dinámica que consiste en armar una canasta ($75) con panificados caseros, fiambres, ahumados de primera clase y delikatessen típicas mendocinas, para llevar a la terrazas o a sus decks. Nos han contado un pequeño mito acerca de esta bodega, dicen que aquellas parejas que la visitan y observan sus atardeceres, contraen matrimonio poco tiempo después.
La última opción de restaurantes en bodegas que mencionamos en esta edición, es tal vez la más refinada y exquisita. Se trata de Melipal, una bodega especialista en Malbec que desde la entrada no llama mucho la atención. Sin embargo, una vez que se traspasa el portón principal, el primer impacto que se tiene es el de una edificación muy vanguardista rodeada de bellísimos y prolijos jardines. El estilo de la bodega es muy cuidado, combinando piedra, madera y vidrio. Los visitantes pueden hacer el recorrido por la bodega para luego almorzar tanto en el restaurante como en su deck casi zen, prácticamente sobre las 87 hectáreas de viñedos. El lugar tiene capacidad para unas 24 personas cómodamente ubicadas y ofrece un impecable menú fijo ($180) de cinco pasos que cambia en cada estación y que está acompañado por los deliciosos Malbec de la bodega (rosado, joven, clásico y reserva).
Por supuesto que todo lo que hemos mencionado representa apenas una fracción de las maravillas que ofrece Luján de Cuyo. Allí se puede encontrar una gran cantidad de opciones para todos los gustos, pero claro, no cabe duda que la mayor parte de la oferta está vinculada estrechamente con el vino y particularmente con el Malbec, dado que la región es casi un sinónimo de este cepaje. No pierda la oportunidad de hacer turismo visitando sus viñedos y probando los manjares de estas tierras cargadas de historia y con prometedor futuro.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg