Notas > AUTOS & ESTILOS > Nuevo Chevrolet Aveo
1043-694-banneraveo.jpg
Un auto bien hecho. Y para comenzar la nota, repetiremos el título: “Un auto bien hecho”. El Chevrolet Aveo tiene la base del Lejano Oriente con terminación mexicana.
 
Txt: Carlos Daniel Arena

Si usted quiere un vehículo para todos los días, que también le sirva para unas vacaciones o salidas al campo, aquí está el Chevrolet Aveo: el interior es amplio, el baúl también (350lts.), el motor es de diseño moderno con cuatro válvulas por cilindro y 1598 CC de “cubicaje”, es tranquilo y silencioso, lo que aunado a una buena calidad de materiales y la misma calidad para encastre de plásticos, da una marcha suave y silenciosa, coadyuvado todo esto con una suspensión mullida y agradable que hacen que casi no se sienta el paso por las calles porteñas, convertidos en verdaderos paisajes lunares.
Un auto rendidor, con buen espacio para los pasajeros y con un muy buen confort de marcha.
Es un vehículo que se enmarca excelentemente dentro del marco familiar y en la más que competitiva franja de los tricuerpos modernos. Si lo va a exigir como a un F1 está equivocado de medio a medio: es un auto tranquilo, pero para el uso familiar es muy, muy bueno.
La caja está bien relacionada y como la planta de poder está desarrollada en función del consumo, éste pasa a ser bajo.
La posición de manejo es cómoda pero el volante no puede regularse en profundidad, pero sí en altura. El tablero, sobrio y de fácil lectura, carece de computadora de viaje.
Tiene una cierta tendencia al rolido, sobre todo doblando rápido en curvas que no son de radio constante. La suspensión (permítase la definición a la columna) es algo “americana”, pero da un confort de marcha  excelente. La tenida en ruta es buena y mantiene a la perfección la estabilidad direccional.
Los neumáticos son  185/55R15, pero la rueda de auxilio es de 14 pulgadas ¿Por qué?
Estacionar, sobre todo en ciudad es muy fácil dada la dirección con muy buena asistencia y un diámetro de giro pequeño.
Los frenos son buenos con  pedal de buena sensibilidad al tacto y funciona correctamente el ABS, pero a la columna le gustaría que en el tren trasero se ubicasen discos y no las obsoletas campanas.
Una opción, pues, racional es el Chevrolet Aveo, con un precio también razonable, dentro del estado general de cosas ($54.500.); por lo tanto la ecuación costo/beneficio es más que razonable.
¿Qué le falta al Chevrolet Aveo?: a criterio del escriba: frenos a disco traseros,   cierre centralizado automático, sensor de estacionamiento y climatizador digital, aparte que entendemos que la garantía debería ser por dos años.
Sí tiene airbags frontales, levantavidrios y espejos eléctricos y un excelente equipo de audio que es ¡fácil de operar! (¿Por qué la frase fácil de operar la colocamos entre signos de admiración?), porque a varios de sus congéneres le han colocado equipos de audio tan difíciles de operar que a mitad de los intentos, más de uno nos acordamos de aquella famosa frase (¡Houston, tenemos un problema!).
También posee, muy importante, equipo Isofix para criaturas en el asiento posterior.
La gama se completa con la versión base LS con un costo de $48.200 y con la versión LT automática completa a $57.500.
Un auto sobrio, equilibrado, elegante para gente práctica y con un perfil definido.
Nos gustaría una versión diesel y una caja de 6ta., con la cual sería aún más acotado el gasto de combustible.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | ESPECIAL FIESTAS | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg